Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

                                                                                       ESTEPONA 9 DE JUNIO DE 2013    

 ¡CUANDO VENDRÁN A POR ELLOS MISMOS¡

Últimamente no paramos de desandar caminos y a cada revuelta, detrás de cada esquina en la que intentamos cobijarnos, hallamos ciudadanos con la mirada perdida en un horizonte que poco a poco nos van borrando; y llegará el momento en que pensemos que el mundo conocido termina en las Columnas de Hércules, porque cada vez nos reducen más los círculos del bienestar.

Cansados de buscar cobijos, miles de jóvenes han escogido el camino de la emigración, debido a las escasas oportunidades de trabajo  y a la calidad pésima de los contratos; esa reforma de la ley laboral la padeceremos durante décadas y sus consecuencias durante generaciones.

Hoy surgen, de nuevo, noticias inquietantes, pues cercenan no ya derechos laborales, sino la universalidad del derecho a la educación y por lo tanto el futuro de este país; a no ser, claro, que estén propiciando controlar ese futuro cercenando este derecho solo a los que no son de su casta. Hoy han reformado vía decreto las ayudas al estudio y las becas. Desde hoy será más  complicado que esa clase social de segunda que pretenden crear, puedan ofertarles a sus hijos una formación académica, vía universidad o módulos.

Las organizaciones empresariales saludaron con cierta suspicacia, querían más, la reforma de la ley laboral y los que se sentían fuera de este ámbito laboral encogieron los hombros. A continuación y para completar el ciclo, vinieron a por los funcionarios. Después modificaron la Ley de Dependencia  y los que no eran dependientes o no tenían a su cargo algún familiar no se preocuparon. La reforma de la Ley del aborto supuso un ataque frontal a los derechos de la mujer y los que no eran mujeres, ni tenían la sensibilidad suficiente para darse cuenta del horror, miraron hacia otro sitio. Ahora vienen a por los estudiantes y como ya muchos lo han estudiado todo, pensaran que no es tan grave. A continuación les toca a los pensionistas, cuidado, ahí el tiempo juega contra la indolencia. ¡Cuando vendrán a por ellos mismos ¡

Tocadas y hundidas, en un macabro juego de “barquitos”, la sanidad, la educación, la investigación, la igualdad, la ayuda familiar, ley de dependencia, las becas, las pensiones… Ahora bien los cubatas en los bares del Congreso siguen subvencionados, los coches oficiales, las dietas por alojamiento a aquellos que poseen viviendas en Madrid, los complementos por pertenecer a tal o cual comisión parlamentaria, las subvenciones a sindicatos y partidos políticos. Las indemnizaciones a los altos ejecutivos, que tuvieron que salir por la puerta de atrás, la salvaguarda jurídica desimputando a princesas y amnistiando a delincuentes de cuello blanco y alma negra.

Si, la burbuja inmobiliaria fue el detonante de la crisis, pero la crisis se fue amamantando durante esos años de esplendor y opulencia. Una crisis de valores, una crisis que ha violado la constitución, la justicia, las instituciones y que nos ha dejado desnudos y solos ante la voracidad de un sistema financiero insaciable y unos gobernantes corruptos y decadentes.   

Mientras todo esto nos rodea y asfixia,  la juventud ha tenido que buscar horizontes más allá de las Columnas de Hércules, porque ellos no se creen que el mundo acabe de columnas hacia dentro y han traspasado barreras; bendito sea su esfuerzo y su sacrificio, porque ellos están derrotando a esos políticos que hacen lo imposible para excluirlos de una realidad que les pertenece, la realidad de una vida digna, la realidad de poder formar una familia, la realidad de una estabilidad laboral, y quizás, no todos, pero algunos vuelvan y tomen las riendas de este país.

El último eslabón, el que parecía sagrado e intocable, las pensiones, también ha sucumbido a la ineficacia y la mediocridad de una clase política que solo se representa a ella misma. De modo que los pensionistas terminarán siguiendo la estela migratoria de los jóvenes, y tendrán que emigrar y buscar países donde la exigua pensión que les quedará les permita vivir dignamente, y habrá que buscar horizontes, siguiendo la ruta de los nietos o los hijos, más  allá de las Columnas de Hércules.

SERGIO LÓPEZ

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: