Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

       

                                                                 Estepona 16 de Junio de 2016

 

DEL PSOE Y EL SUICIDIO DE LOS DELFINES

 

Hay diversas teorías sobre el suicidio de los delfines. A veces captan señales ajenas y se desorientan chocando contra grandes barcos o dirigiéndose a las playas en un “suicidio involuntario”. Suelen seguir a un guía o “líder”. Si el guía decide quitarse la vida o se desorienta, a veces el grupo le sigue provocando un suicidio en masa, también se relacionan estos suicidios con problemas de contaminación, enferman y van a morir a la costa

Comenta Iñaki Gabilondo en su espacio de la cadena SER, La Firma, que al PSOE le espera una disyuntiva dramática a partir del 26 de Junio. “Ha de suicidarse eligiendo entre la guillotina y la silla eléctrica, entre apoyar a Unidos Podemos o permitir que gobierne el PP”.

Este pensamiento lo corrobora los datos del CIS, organismo que establece un techo de 80 escaños, según los sondeos, para el  PSOE. Partido que estaría navegando en tierra de nadie desde un punto de vista de la dificultad que tiene en fijar el voto ideológico entre los indecisos. Siempre según fuentes del CIS, habría un 8% que aún no han fijado su intención de voto y se escoran desde los que dudan entre PP o PSOE, entre PSOE o Ciudadanos o entre Podemos y PSOE. Demasiados colores en la paleta de un Pedro Sánchez, que aunque se resiste, siguen empeñados en guiarle la mano.

Mientras Europa se engalana para el fútbol y el fútbol engalana a Francia, París se convierte en el epicentro de un país envuelto en protestas por la reforma de la ley laboral. Descendientes de españoles a ambos lados de las barricadas, por una parte Philippe Martínez el líder de la CGT, el principal sindicato de Francia y por otra el primer ministro Manuel Valls, ambos protagonistas en Francia de una historia vivida hace ya cuatro años en nuestro país. Particularmente hecho de menos en nuestro país mas a un Martínez que a un Valls.

Mientras Inglaterra con el referéndum sobre el Brexit empuja a las bolsas europeas hacia posiciones bajistas y ayuda a que la deuda alemana a mas de nueve años entre por primera vez en negativo, y EEUU aún se halla bajos los efectos de la barbarie de Orlando. Mientras todo esto sucede los refugiados se han hecho aun mas invisibles, quizás alguien les esté contando algún que otro resultado de la Eurocopa o le traduzcan alguna noticia sobre las razones de política migratoria que esgrimen los partidarios del Brexit y hasta es posible que les suene el nombre de Donald Trump. Ahora bien, seguro que se habrán quedado sorprendidos al conocer la sensibilidad que han mostrado los principales lideres españoles hacia ellos en plena campaña electoral.

En este contexto el 26 de Junio España se enfrenta a un dilema sin precedentes, las urnas habrán señalado, de nuevo, caminos de entendimiento y los ciudadanos absortos en Eurocopa, matanzas, protestas ya vividas y con los resultados del Brexit ya conocido apenas unos pocos días antes, tendrán que decidir quien debe gobernar y quien debe estar en la oposición. Ese es el camino que señalan las urnas, todo lo que venga después es pura transversalidad.

¿El suicidio del PSOE…? No es como dice Gabilondo, se asemeja más al suicidio de los delfines, a saber, mensajes erróneos, liderazgos, y no solo el de Pedro Sánchez, varados en orillas ideológicas turbulentas que han llevado, desde hace mas de una década, a la social democracia española a un suicidio en masa por la contaminación liberal de los hasta hace poco tiempo grandes lideres del PSOE, no todos.

El suicidio del PSOE no lo marca la complejidad de una decisión arbitraria, porque a priori nunca podrá ser racional una decisión que ha de mecerse en el antagonismo entre una abstención que beneficiaría al PP o un cheque en blanco a  Podemos.

El suicidio del PSOE ha sido un suicidio cocido a fuego lento, hasta el punto que desde la estructuras mas básicas, como las agrupaciones municipales, hasta las provinciales o regionales, con sus secretarios generales al frente, se han preocupado más por consolidar su poder orgánico, ganando congresos, sin preocuparles la sangría de votos que se producía en cada elección local, autonómica o nacional.

El suicidio del PSOE viene marcado por la falta de debate interno, por un cierto acomodamiento de sus bases, por la excesiva institucionalización de los cuadros orgánicos y por la dependencia de esos cuadros a los éxitos electorales para permanecer en los asientos, inmersos de esta manera en un bucle diabólico, a mas institución mas obediencia a los aparatos, para asi los aparatos seguir siéndolos, asegurando sillones institucionales para obtener poder orgánico y asi hasta el infinito, hasta que el infinito se ha agotado.

 

SERGIO LÓPEZ

                                                         

 

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: