Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

                                                                              Estepona 16 de Octubre de 2016

EL DRAMA

Resultado de imagen de imagenes de drama
                                               

Una obra dramática se estructura, según el desarrollo de los acontecimientos, de la siguiente forma:

a) Presentación del conflicto dramático. Se plantea generalmente desde la tensión entre dos fuerzas: una protagonista y otra antagonista. 

b) Desarrollo del conflicto. Corresponde a la serie de acontecimientos desarrollados en función del comportamiento de los personajes: sus acciones y modificaciones sicológicas y morales que conducen hasta el clímax. Este momento constituye el de mayor tensión en toda la obra y en el que se enfrentan las fuerzas. 

c) Clímax. Para que se llegue a producir el desenlace, primero la acción dramática pasa por el momento de mayor tensión o clímax, lo que posibilita la solución del conflicto.

d) Desenlace. Es la resolución de la trama en la obra dramática, en la cual el conflicto presentado se ha solucionado.

En verdad que es un drama. Un drama para los socialistas de este país, militen o no en el PSOE, un drama cuyo desenlace aún está por escribir y lo más paradójico es que la autora de este drama, como acostumbra, llegado el clímax hace mutis por el foro, mientras espera entre bambalinas que los actores secundarios resuelvan el último acto.

En el caso del PSOE, su drama se ajusta y estructura siguiendo los cánones establecidos. Hubo una presentación del conflicto, que tiene a Susana Díaz como protagonista principal, y los barones afines como actores secundarios, y que como comentaba el Alcalde de Valladolid Oscar Puente en una entrevista de hoy domingo “A mí me gustaría saber a qué se dedican en sus territorios, si están de tertulia en tertulia. Se turnan. Llevan año y pico socavando los cimientos del secretario general”

El conflicto, aunque arranca desde el mismo instante en que Pedro Sanchez es elegido Secretario General, se recrudece y comienza a visualizarse en el momento en que Sanchez se propuso como candidato a la  presidencia del gobierno, en las mismísimas narices de Susana Díaz. Fue en Septiembre de 2014 y provocó una rueda de prensa, instada por Susana Díaz, de Juan Cornejo, número dos del PSOE andaluz, , para responderle a Sanchez que  no se le había elegido para eso. Protagonista y antagonista ya están sobre el escenario.

El conflicto socialista se va desarrollando en función de estrategias fallidas, malos resultados electorales continuados, declaraciones más o menos acertadas y ambiciones de mediocres para seguir beneficiándose del escaño, ya sea en parlamentos, diputaciones, mancomunidades o alcaldías. Fundamentalmente la ambición es la que ha marcado el drama socialista y después, en menor medida, la avaricia de líderes venidos a menos, mediocres en edades en las que la prudencia debía haber marcado el camino y no la soberbia. Todo puesto sobre la balanza menos el ideario socialista. Ha sido un conflicto en el que el socialismo se ha enfrentado con una social democracia al servicio de poderes facticos y donde la militancia, una vez más, ha quedado en un plano residual. Un enfrentamiento cainita donde se ha  tratado de confundir al ciudadano, separando la ideología de la responsabilidad, como si eso fuese posible. Un giro ideológico que marcará el futuro del PSOE y que  de consolidarse dejará marcado al socialismo español como uno de los actores que consolidaron la corrupción como sistema de gobierno en un pais democratico.

Un conflicto del que ha surgido, como del casting de una ópera bufa, Javier Fernandez al frente de una gestora sin la legitimidad moral que imprime el consenso. Un presidente que declara, a raíz de las últimas declaraciones del imputado Correa, "No hay nada nuevo que haya escuchado en el proceso y nada nuevo tengo que decir". En su opinión, es "lo que ya sabíamos, que había corrupción, y mucha en el seno del PP". Y continúan, desde el máximo órgano del PSOE, emitiendo consignas para, como decía en párrafos anteriores, confundir a la militancia y a los ciudadanos, desligando compromiso de ideología, teorizando sobre las bondades de la abstención si con ello se consigue debilitar al PP.

Oscar Puente matiza lo siguiente sobre esta cuestión: “Eso de que preferimos un PP débil a uno fuerte después de unas elecciones es un planteamiento cortoplacista y que no se sostiene. Y yo prefiero ir a unas elecciones con mi credibilidad a cuestas, que dentro de un año y medio o dos sin ninguna credibilidad”

Me recuerda la cuestión de Ponferrada y el caso Nevenka, cuando se pretendía justificar el apoyo de Ismael Álvarez para obtener la alcaldía de Ponferrada, a través de una moción de censura, aduciendo que tenía la ventaja de  apartar a un acosador de la vida política http://www.lavozdegalicia.es/noticia/politica/2013/03/17/nevenka-cobra-venganza-decada-tarde/0003_201303SX17P10991.htm. Pues ahora más de lo mismo, se pretende propiciar gobiernos corruptos porque al final se quemaran en el intento y el PSOE saldrá fortalecido. ¿Y este país?  

En estos momentos el drama del PSOE se haya en el clímax, el momento de mayor tensión, el momento que propiciara o no la posibilidad de solucionar el conflicto. Sin embargo el reciente Congreso del PSC, las declaraciones a favor del no a Rajoy de otras ejecutivas regionales, y el incremento de militantes exigiendo ser oídos, junto a declaraciones de disconformidad en el seno de los cuarteles de Susana Díaz, autora de este drama, hacen que lo que parecía un desenlace favorable a los Díaz, Fernandez, Pagés y compañía se ponga en entredicho y por lo tanto el PSOE permanezca instalados en el desenlace más tiempo del que la prudencia aconseja, y el drama continúe sin bajar el telón, aun cuando el teatro se haya quedado sin público. Puede que estemos ante el ultimo intento del socialismo por rescatar al PSOE.

 

SERGIO LÓPEZ

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0