Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

 
Feijóo adelanta a Sánchez impulsado por la mayoría absoluta en Andalucía

La encuesta de 40dB para la Cadena SER y 'El País' sitúa por primera vez al PP un punto por delante del PSOE, que quedaría segundo. Feijóo lleva al PP 7 puntos por encima del resultado de Casado el 10-N, aunque no se libra de Vox: sólo un pacto con Abascal le permitiría gobernar. Sánchez acusa la desmovilización: solo 6 de cada 10 socialistas acudiría a votar si las elecciones se celebrasen hoy y un 8,2% de su electorado optaría por la papeleta del PP

Feijóo adelanta a Sánchez impulsado por los comicios andaluces. / El País

Guillermo LermaGlruf

Madrid

La mayoría absoluta lograda por Moreno Bonilla en Andalucía ha dado a Alberto Núñez Feijóo el impulso definitivo para, por primera vez, situarse por delante de Pedro Sánchez en este ciclo electoral. El sondeo de 40dB elaborado para la Cadena SER y El País venía detectando un acercamiento progresivo de los populares al PSOE, que hasta ahora lograba mantener la victoria en porcentaje de voto. Sin embargo, la entrega del mes de julio, realizada en la semana posterior a los comicios andaluces, sitúa al Partido Popular en la primera posición. En escaños, el PP ya había adelantado ligeramente a los socialistas.Más información

 

Si las elecciones se celebraran hoy, Feijóo las ganaría con el 27,4% de los sufragios. El candidato popular encadena la cuarta subida consecutiva. Desde su desembarco en Génova, ha logrado mejorar las expectativas del partido en las encuestas y situarlo 7 puntos y medio por encima del resultado que Pablo Casado obtuvo en los comicios del 10-N. Eso sí, las tendencias reflejan una ralentización en el ritmo de crecimiento: mientras que en las entregas de marzo, abril y mayo la subida del PP era de dos puntos, en junio y julio esa velocidad se reduce a la mitad.

 

El PSOE cae por primera vez hasta la segunda posición en votos. Se queda con el 26,3% de las papeletas. Baja un punto en un mes, y dos respecto a los anteriores comicios. A los socialistas les penaliza la desmovilización que el sondeo detecta entre su propio electorado: sólo 6 de cada 10 dicen que acudirían a votar con toda probabilidad si las urnas se abrieran hoy. Además crece la bolsa de indecisos (hasta el 12,4% responde que no sabe o no declara qué hará), pero también de votantes que se fugarían al PP: un 8,4%. En junio ese dato era casi 3 puntos inferior.

Y es que el análisis de las transferencias de voto muestra a los populares en una expansión electoral más acentuada: el partido que lidera Feijóo no solo se queda cerca de ser el que más votantes retiene, un 81,6%, sino que consigue hacerse con un 37,2% de los de Ciudadanos y con un 11,7% de los de Abascal. Por primera vez, el PP le roba a la ultraderecha más papeletas de las que se le fugan en esa dirección. Además, el electorado que optó por la formación de Arrimadas en 2019 ya se decanta en su mayoría por los populares que por la formación naranja.

Ese avance es el que sigue perjudicando a Vox, que mantiene la tercera posición pero cae por cuarto mes consecutivo. La ultraderecha se queda en el 15,9% de los votos, lejos del 19,2 que llegó a proyectar el sondeo en marzo. Aún así, el partido de Abascal mejora en casi un punto el resultado obtenido en los comicios de 2019. Unidas Podemos y Más País no recogen nada del retroceso que experimenta el PSOE. Los morados se mantienen en el 11,7%, una ligera subida, y los de Iñigo Errejón en el 3%. Ciudadanos pierde medio punto más y se quedaría al borde de la desaparición.

En escaños, el ascenso del PP se traduce en una ventaja más holgada sobre el PSOE: los populares ganarían 5 escaños respecto al mes pasado, hasta los 118, que son los mismos que perderían los socialistas, quedándose con 103. Por su parte, Vox se mantiene en los 51, dos menos que en la anterior entrega y por debajo también de los obtenidos en las elecciones. Unidas Podemos, lograría aumentar sus expectativas con 2 representantes más, hasta los 31, y Más País y Ciudadanos siguen en la horquilla de escaños del último barómetro cosechando entre 3 y 2 diputados, respectivamente.

 

El escenario que arroja el sondeo no altera la correlación de fuerzas parlamentarias de cara a una hipotética investidura. La derecha de PP y Vox sumaría 169 diputados, que si se incluye a Ciudadanos y Navarra Suma llegaría hasta los 173, insuficientes para la mayoría absoluta. Eso sí, en el mejor de los casos, las formaciones de Feijóo y Abascal podrían alcanzar los 181 representantes. Sus posibilidades de formar gobierno de cara a los próximos comicios se afianzan ante una izquierda que, según este barómetro, ni en la horquilla más alta ni apoyada por los aliados parlamentarios habituales (ERC, PNV, Bildu…) alcanzaría la suma necesaria para gobernar.

Ficha técnica
  • ÁMBITO: España
  • UNIVERSO: Población general a partir de 18 años de edad
  • TAMAÑO DE LA MUESTRA: 2.000 entrevistas online
  • MARGEN DE ERROR: ±2,2% (95% de confianza)
  • FECHA DE REALIZACIÓN: 23/06/2022 a 27/06/2022
EL PAÍS

Más allá de las sumas de ambos bandos, hay algunas conclusiones interesantes más:

El PSOE obtendría 26,3% de los votos, cuatro décimas menos que en el barómetro de marzo. Lograría 103 escaños, que son 17 menos que ahora.
El PP ha subido casi seis puntos más desde marzo, cuando estaba en plena crisis de liderazgo. Obtendría 118 escaños, 30 más que ahora.
Vox sale perjudicado del liderazgo de Feijóo, ya que en marzo estaba a 2,5 puntos a la cola del PP y, ahora, a 12. Ha pasado del 19,2% al 15,9% de intención de voto. El PP perdía entonces en dirección a Vox el 19,1% de votos. Ahora, solo el 8,4%. Total de escaños de Vox: 51, uno menos que ahora.
Entre los electores que se autoubican en el centro, el 16,5% optaba en marzo por el PSOE frente al 13,2% que optaba por el PP. Hoy, los centristas que optan por el PP son 22,7%. Los que optan por el PSOE, 14,1%.
La derecha por tanto tendría: 118 del PP, 51 de Vox, 2 de Cs y 2 de UPN: 173.
La izquierda tendría los 103 del PSOE, 31 de UP (4 menos que ahora) y 3 de Más País: 137.
El 20% de votantes de izquierda se quedaría en casa, la mitad que los de derecha.

 

La ventaja electoral del PP, además de muy estrecha, no es transversal, al menos no todavía. Los populares ganan claramente el pulso a los socialistas entre las mujeres, con más margen aún entre las amas de casa, los adultos jóvenes (entre 25 y 44 años), los mayores (65 y más), las clases medias y altas, y las familias con hijos. Quizás el elemento común a estos grupos sociales sea la aversión al riesgo, ya sea porque su prioridad esté en cuidar de los suyos (mujeres mayores, sobre todo), construir una carrera profesional, fundar una familia (adultos jóvenes) o conservar lo que ya se tiene (clases acomodadas y jubilados). Entre los votantes potenciales del PP, se detecta cierto inmovilismo, propio de los que priman lo material y ganan manteniendo el statu quo.

Por su lado, el PSOE aventaja al PP entre los más jóvenes (entre 18 y 24 años), las clases sociales bajas y medias bajas, los territorios con lengua propia y los hogares en los que convive solo una pareja, sin hijos. En este caso, es posible que lo que una a estos votantes sea la aversión a un modelo uniforme de país, frente a una sociedad plural y fragmentada que necesita adaptarse a los desafíos de su tiempo: de ahí que sus prioridades consistan en proteger los nuevos valores (jóvenes), la diversidad (hogares sin hijos), la vulnerabilidad social (clases bajas) o la identidad nacional. Entre los posibles votantes del PSOE, se siente la voluntad de no dar marcha atrás ni en la agenda post materialista (ecología, feminismo, derechos civiles), ni en el Estado de bienestar, ni en la pluralidad territorial que caracteriza a España.

Más allá de los apoyos sociales de los dos partidos grandes, los populares cuentan, por ahora, con tres ventajas. Primero, el PP es el partido más votado entre los ciudadanos de centro, aunque no se trate aún de una victoria afianzada (en esta legislatura, el voto a los dos grandes es zigzagueante entre los moderados). Segundo, el PP moviliza a bastantes más votantes en la derecha de lo que lo hace el PSOE en la izquierda (también Vox moviliza más que Unidas Podemos). Y, por último, en este momento tan crítico en el que el auge de la inflación azota a tantos hogares, tal y como refleja el estudio de 40dB. para EL PAÍS y la Cadena SER, el voto al PP no depende de la situación económica del encuestado, pero sí lo hace el apoyo al principal partido en el Gobierno: conforme empeora la situación financiera de los entrevistados, menos votos recaba el PSOE, al mismo tiempo que crece la probabilidad de abstenerse.

Queda más de un año para las elecciones generales (en principio). Aún es pronto para saber con certeza quién ganará esos comicios y qué partidos se harán con el Gobierno de España. No es imposible un escenario en el que el PP siga engullendo a votantes de centro y de la derecha —incluyendo a ex de Ciudadanos y de Vox, pues los votantes de derecha son férreos defensores de sus ideas, al margen de qué partido las ponga en práctica— y despegue con cierta fuerza. Pero tampoco es imposible que los partidos de la coalición resuelvan los dos grandes obstáculos a los que se enfrentan —movilizar al electorado de izquierda y ganar posiciones en el centro— en un contexto en el que no cesan las tormentas.

 

Tag(s) : #ARTICULO DE PRENSA
Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: