Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

                                                                      ESTEPONA 9 DE ABRIL DE 2013

 

VA POR USTED HONORABLE: A JOSÉ LUIS SAMPEDRO QUE ESTÁ EN NUESTRO CIELO

  

De pronto miramos el reloj y se para el tiempo, nos miramos en el espejo y el azogue nos devuelve sombras. Hay días llenos de ocasos  intermitentemente, hay días que son como paraguas inversos, como arco iris  blanco; días sin saludos, sin gente, sin la esperanza de que llegará un momento en que acabe.

Curiosamente el ocho de Abril de 2013 fue para todos el éxodo hacia uno de esos días de dos personajes carismáticos, cada uno en su espejo, Thatcher y Sara Montiel , y el día nueve nos enteramos que también condujo, ese día ocho, su arco iris hacia el exilio definitivo José Luis Sampedro.

Silenciosamente, como adivinando que ese último campari, que tomó antes de dormir, fuese un brindis por la vida que estaba a punto de dejar. Quiso que su muerte transcendiera la física de los días y alargase el lunes del calendario. Seguro que no hubiese querido compartir honores con la frialdad Tchatcheriana  y le hubiese encantado enrocarse en la sensualidad del último cuplé y en esos ojos viajar hasta que el arco iris hubiera recuperado sus colores.

El arco iris, ese fenómeno físico producto de la descomposición del color blanco, que como una linterna mágica nos lo devuelve fragmentado en un abanico cromático efervescente. Así era Sampedro, el verbo envolvente, la palabra comprometida, haciendo honor a ese poema de León Felipe, “mía es la voz antigua de la tierra”, negándose a que le arrebatasen la voz del pueblo, esa voz antigua de la tierra con la que defendió movimientos marginales  luchando desde la disidencia para que nadie le amargase el placer de vivir, y nos arengó para rebelarnos contra el miedo.

“La vida no avisa”, expuso en uno de los pasajes de  la novela “El rio que nos lleva”, esa novela que es todo un homenaje a los “gancheros”  del rio Tajo, y lo cierto es que a él tampoco le avisó, ¿o sí?,  esa última copa siempre se me quedará en el ojal de la duda y seguiré pensando que fue un guiño al último momento y que la vida no lo cogió desprevenido.

Insobornable ante la barbarie de un sistema financiero al que se opuso desde el pensamiento humanista. Insobornable desde la humildad ante la soberbia de la clase política. Insobornable en su denuncia contra el pensamiento dogmático de la enseñanza religiosa  que exilia la libertad de expresión.

José Luis Sampedro, in memoriam.

 

SERGIO LÓPEZ

 

 

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0