Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

                                                                           ESTEPONA 24 DE NOVIEMBRE DE 2013

PSOE  KM 0: LA DESURESNIZACION

 

La Conferencia Política y la elección de Susana Díaz como S. General del PSOE-A. Dos hitos enmarcados en la misma necesidad, el hambre de poder de un partido político acostumbrado a la opulencia institucional y que en estos momentos está inmerso en un vacío político sin precedente en su historia. Ambos acontecimientos han actuado como vasos comunicantes y en este caso la presión ejercida por Díaz sobre Ferraz ha equilibrado los apoyos del resto de las federaciones del PSOE a Susana Díaz en su proclamación como Secretaria General de los socialistas andaluces.

La Conferencia Política  supuso el cierre de filas en torno a un liderazgo debilitado y efímero y por lo tanto el cierre de fila en torno a una necesidad acuciante. Supuso investirse de nacionalismo y apoyar la propuesta  de la centro derechita Rosa Díez con respecto a Cataluña. La propuesta de unidad de España con la que Susana Díaz impuso su criterio a Ferraz y doblegó al PSC, y que “obligó” a Rubalcaba a cambiar el sentido del voto con respecto a la propuesta de Diez, obligándolos a votar a favor de esta propuesta, que rechaza el derecho a decidir de Cataluña, y no abstenerse como en principio era la directriz del grupo parlamentario del PSOE. Finalmente el PSC se abstuvo.

Suresne 1974 marcó un antes y un después del PSOE,  y el derecho de autodeterminación de las nacionalidades de España  era uno de los puntos centrales del programa del PSOE renovado en 1974. Madrid 2013 y para diferenciarse de Suresne, ya no hay que renovarse, hay que modernizarse y uno de los ejes centrales de esta modernización, al igual que en Suresne pero en sentido contrario, es negar la mayor y abogar por la unidad de España votando en contra de Suresne 1974, votando en contra del derecho a la autodeterminación de Cataluña. ¿Quién es el Alfonso Guerra de Susana Díaz? ¿Quién es el nuevo “Andrés”? Este era uno de los párrafos del programa del Congreso de Suresne con respecto a la autodeterminación, uno de cuyos principales artífices fue Alfonso Guerra: 1) La definitiva solución del problema de las nacionalidades que integran el Estado español parte indefectiblemente del pleno reconocimiento del derecho de autodeterminación de las mismas que comporta la facultad de que cada nacionalidad pueda determinar libremente las relaciones que va a mantener con el resto de los pueblos que integran el Estado español. Se pretendía  transmitir un mensaje de modernidad. Entonces podríamos clasificar la modernidad de Susana Díaz como una modernidad a la inversa. El PSOE ha comenzado a desuresnizarse.

Es necesario empezar a caminar, elegir el lugar del kilometro cero y a partir de ahí iniciar un proceso de cambio. Los dos últimos  acontecimientos del PSOE han servido, al menos, para visualizar esa necesidad. La necesidad de volver a sentirse representantes de los socialistas de este país, la necesidad de recuperar el liderazgo social y la credibilidad política. Estas cuestiones encierran todos los retos que Díaz ha esgrimido en sus discursos, tanto en el de investidura como en el de elección como S. General.

Sorprende no obstante que ese “nuevo tiempo” al que se ha aludido en Granada tenga que cimentarse en la obviedad, tenga que cimentarse en unos códigos que deben estar en el ADN de un partido de izquierdas. La modernización no consiste en reafirmarse en los valores fundacionales  que han marcado la historia del PSOE, consiste en actualizar mecanismos para que esos valores se adapten a las nuevas necesidades de los ciudadanos y con los cambios lógicos de estrategia que los momentos históricos imponen.

Indudablemente estamos en uno de esos momentos históricos, momentos condicionados por los incumplimientos en unos casos y la modificación en otros de los códigos éticos y los comportamientos respectivamente, no solo en el seno de los partidos políticos, sino en todas las instituciones incluida la familiar. Momentos en el que las nuevas tecnologías permiten transacciones y comunicaciones en tiempo real. El momento de las redes sociales. Ese es el momento histórico que le está exigiendo al PSOE que se deje de obviedades y lidere reformas constitucionales y saque a este país de la transición.

Si de verdad hay voluntad política de modernizar al PSOE y volver a situar a este país a la vanguardia del estado de bienestar, es necesario empezar por lo orgánico. Modificar estatutos y reglamentos. Impedir el chantaje de los favores prestado y el hoy por ti y mañana por mí. Impedir el acceso a responsabilidades orgánicas o institucionales a los mediocres  y esto no se consigue, solo, con la cuestión de la reducción de los avales o el establecimiento de unas primarias con participación de los ciudadanos. A estos ciudadanos a parte de darles la oportunidad de participar en los procesos internos hay que darles la posibilidad que elijan en libertad a sus representantes en las instituciones y esto solo es posible a través de las listas abiertas. Hay que modifica la ley electoral y no solo en cuanto a la financiación de los partidos políticos sino también establecer elecciones a doble vuelta cono en Francia.

Me hubiera gustado propuestas más  valientes por parte de la ya nueva S. General del PSOE-A. Han sido correctas las intervenciones de Griñan sobre el cambio generacional y creo que sinceras, pero con eso no basta si seguimos  transitando por carreteras comarcales y no somos capaces de construir las grandes autopistas por la que transiten el pensamiento y las ideas sin tener que pagar el peaje de la disciplina cuartelera  que imponen los aparatos.

Se ha hablado de la juventud como motor de esa modernización, como destinataria fundamental de ese mensaje de “que el PSOE ha vuelto”; estimados Rubalcaba y Susana, el PSOE nunca se ha ido, lo que el PSOE ha dejado en la cuneta ha sido al socialismo y toca recogerlo y no pueden curar las heridas causadas quienes las han provocado y no se pueden minimizar esas cicatrices con el mismo instrumental que las provocó. El nuevo tiempo requiere además de “caras nuevas”  y estrategias, instrumentos que hagan posible esa modernización, y quizás algunas de esas “caras nuevas” tengan que hacer un cursillo acelerado  en el uso de esas  nuevas herramientas. Nuevas herramientas que propicien esa transparencia que Susana Díaz dice que va a exigir. Contra la corrupción no se puede luchar con el sistema de listas cerradas porque ese es uno de los principales condimentos del caldo de cultivo de la corrupción.

 

SERGIO LÓPEZ

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: