Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

elEconomista.es

Los españoles, los que más sufren el peso de los impuestos en la eurozona

De cada diez euros que ganan los ciudadanos, cuatro se destinan a 'engordar' las arcas del Estado. El Partido Popular ha introducido un total de 30 subidas tributarias en sus 16 meses de Gobierno.

Unos datos que sitúan a España a la cabeza de la eurozona en esfuerzo fiscal: la relación entre renta y pago de impuestos en nuestro país es mayor que en Alemania, Reino Unido o Suecia.

Y es que 16 meses de legislatura le han bastado al Gobierno de Mariano Rajoy para acometer un total de 30 modificaciones fiscales, entre subidas de impuestos, reducciones de exenciones, prórroga de cargas o creación de nuevas tasas.

El esfuerzo que se pide a los españoles es desmoralizador: el contribuyente medio tarda 130 días de sus ingresos en pagar sus impuestos, por lo que, en teoría, hoy es el primer día del año en que se empieza a ganar dinero para uno mismo.

A pesar de ello, el Gobierno ya ha reconocido que España no recuperará un ritmo de crecimiento económico capaz de generar empleo neto hasta más allá de 2016. El horizonte de la recuperación se aleja, así, más de dos años, dejando en papel mojado el marco con el que se venía trabajando durante los últimos meses.

Los ajustes de cinturón al contribuyente han llegado desde todos los frentes: se ha tocado el IRPF e IVA, el Impuesto sobre Sociedades, IBI o Patrimonio. La inventiva del Gobierno ha hecho el resto: se crean impuestos para los depósitos bancarios o en materia de medio ambiente.

La renta, la más afectada

Los grandes sustos a los contribuyentes llevan tiempo aplicándose, en contra del propio programa electoral del PP, que rompió sus promesas de no subir los impuestos casi desde el principio. El primer varapalo llegó ya en diciembre de 2011, con la subida "temporal" del IRPF, nada más comenzar la legislatura, y con efectos desde 2013.

La Comisión Europea, prevé que el déficit español se sitúe este año en el 6,5 por ciento del PIB y alcance el 7 por ciento en 2014.

IVA, la mayor subida de la UE

El IVA también ha subido, y lo ha hecho sin complejos: el primer incremento, de julio de 2012 supuso la mayor subida del IVA en toda la eurozona. Así, el tipo general se incrementó tres puntos, hasta el 21 por ciento.

Otra subida que, finalmente, parece haber tenido también un efecto demoledor en la economía española: cuando el PP llegó al poder el consumo crecía al 0,5 por ciento. Tras las reformas del PP, aderezadas con la crisis económica, ahora cae más de un 2 por ciento.

Más impuestos a las sociedades

El Impuesto sobre Sociedades también ha sufrido importantes modificaciones, y presenta un dato desalentador: la recaudación por este tributo cayó un 63 por ciento entre 2007 y 2011, lo que ha supuesto la pérdida de más de 28.000 millones de euros durante la crisis.

Más IBI para las rentas altas

En cuanto al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el alza vino de la mano del primer paquete de reformas tributarias de la legislatura. A finales de 2011 el Ejecutivo anunció que el impuesto subiría durante los dos siguientes años para el 50 por ciento de las viviendas, que son las que tienen un valor catastral superior a la media de cada municipio.

Nuevos impuestos

En esta materia, Industria se lleva la palma: en septiembre de 2012 se creó un impuesto uniforme a los ingresos por generación eléctrica, impuestos nucleares y un canon a la producción hidroeléctrica. Asimismo, se inauguró el llamado "céntimo verde" al gas natural para consumo y para generación eléctrica, así como al carbón y al fuel-oil y al gasóleo empleados para la generación de energía eléctrica.

A ello se suman nuevos tributos como el Impuesto a las Loterías, el Impuesto a los Depósitos Bancarios y el tramo autonómico del Impuesto a los Hidrocarburos.

Impuestos especiales

El Gobierno ha retocado estos impuestos -que afectan a las gasolinas, el tabaco, el alcohol y la electricidad- en varias ocasiones. El tabaco sufrió un alza a principios de la legislatura, que se moderó tras la subida del IVA del 18 al 21 por ciento. El Impuesto de Hidrocarburos, por su parte, se elevó a principios de 2012, provocando un aumento de la fiscalidad del 9,27 por ciento

Tag(s) : #NOTAS DE PRENSA

Compartir este post

Repost 0