Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

                                                                                        Estepona 8 de Junio de 2014           

 

LA TRAVESÍA DEL DESIERTO HASTA EL 25M

 

Un nuevo escenario se abre ante los ciudadanos de este país y creo que también ante los ciudadanos de cualquier país de la Unión Europea. Aquellos que decían que las elecciones al parlamento europeo eran un puro trámite electoral tenían razón, hasta ahora. Las elecciones del 25 de Mayo han sido el detonante de un explosión controlada desde el subconsciente colectivo, larvada protesta a protesta, manifestación tras manifestación.

Las manifestaciones de los distintos colectivos sociales exigiendo la restitución de los derechos sociales perdidos, han sido la mas exquisita demostración que una sociedad civilizada y democrática haya podido poner en el escenario de la vida cotidiana de un país, al que las instituciones a traves de sus responsables han venido maltratando un dia sí y el otro también.

Podríamos echar la vista atrás y enumerar movimientos y organizaciones ciudadanas que han participado en esta lucha silenciosa y respetuosa con las normas de convivencia, pero no tendría sentido, aunque algunos se haya empeñado en tildarlas de simples “algarabías”, porque el objetivo se ha conseguido, y este no ha sido otro que la explosión controlada de un tempo y de un sistema agotado por la avaricia y la mediocridad de aquellos que de haber coexistido, allá por el siglo VI a. C, con el consejo de los sietes sabios griegos, los hubieran transformado en un consejo de administración .

El tiempo en que los ciudadanos estaban obligados a descifrar mensajes o adivinar ideologías camufladas en estrategias partidistas, esta agonizando, porque como en el siglo VI a. C, también en la Europa del siglo XXI están apareciendo mensajeros respetado debido a que sus mensajes se están convirtiendo en una guía en la vida de unos ciudadanos a los que apenas le quedaban espejos donde mirarse.

Todavía existen vacas sagradas, cebadas en tiempos de opulencia, que siguen empeñadas en anatemizar a determinados grupos emergentes y no se dan cuenta que las conclusiones no son el resultado de un análisis del líder o de la ideología que representan, las conclusiones van mas allá del puro análisis político al uso, hasta en eso se han quedado obsoletos; la única conclusión es que el ciudadano, zarandeado por la crisis, se ha despertado del letargo de una época, la transición, y ha comprobado que el escenario, los actores, el libreto y la música ya no arrancan aplausos, que e pesar que el cartel de “no hay billetes”  hace tiempo que no se cuelga, la dirección del teatro sigue empeñada en mantener la obra en cartelera. Ante esa tesitura cada vez más ciudadanos optan por un teatro independiente.

Es cierto  que estos movimientos tienen connotaciones ideológicas que trasminan radicalizaciones  programáticas, pero con ser ciertas estas apreciaciones no por ello tienen que verse como una agresión a la democracia, que es como se pretende “vender” desde los partidos tradicionales. El mensaje no es del miedo, el mensaje es el de la esperanza. El mensaje es que afortunadamente la democracia es capaz de soportar vaivenes y latigazos en la línea de flotación de una clase política acomodada en las políticas neoliberales. La izquierda ha claudicado y ha hecho dejación de su responsabilidad ideológica y entre el ciudadano y el sistema financiero ha apostado por este ultimo.

Estamos a las puertas de un nuevo ciclo, aun en ciernes, aun  casi pidiendo permiso para entrar en la antesala de este siglo convulso casi desde sus inicios, convulso pero esperanzador. Hemos heredado beneficios sociales para los mas necesitados, la clase obrera ha gozado de estabilidad laboral y hemos dado ejemplo al mundo a traves de un sistema sanitario, de pensiones y educativos sin precedentes, por eso no es justo, en su totalidad, que se tilde de ”casta” en su acepción peyorativa a los dirigentes que lo consiguieron, pero también es cierto que hemos heredados paraísos y beneficios fiscales para aquellos que necesitaban, con la anuencia de las administraciones, las fisuras de la ley para transgredirla. Y ahí radica el problema, que al final se nos ha ido por el desagüe de la crisis los beneficios sociales, sanitarios, educativos y sin embargo las fisuras de la ley para los delincuentes de guante blanco han aumentado.

Mientras en España o Grecia la canalización de este descontento se ha producido desde la izquierda en otros países como Francia o Inglaterra esta canalización de la rabia colectiva se ha canalizado través de la extrema derecha, los nacionalismos o los partidos euroescépticos. Mientras la izquierda que quiere ser izquierda en vez de la izquierda, ha canalizado este descontento con un discurso que ha puesto en valor al ciudadano frente a la institución, la derecha extrema lo ha canalizado a traves del miedo y el discurso xenófobo. Dos mensajes, dos métodos y el mismo resultado. En definitiva, el ciudadano quiere que se cierre el teatro de una vez por todas. Seamos capaces, desde la izquierda realista y no desde la utopía, de ofrecerles un escenario, unos actores, un guion y un libreto acorde con las necesidades de una sociedad a la que la clase política ha dejado sola en su travesía por el desierto.

 

SERGIO LÓPEZ

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: