Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

La crisis socialista en 14 proposiciones y un axioma

Antonio Avendaño / 30 may 2014 5
Acto de cierre de campaña del PSOE en Sevilla. // LAURA LEÓN 
Acto de cierre de campaña del PSOE en Sevilla. // LAURA LEÓN
1.

La candidatura de Susana Díaz a la Secretaría General es la mejor opción para el PSOE de España pero también la peor para el PSOE de Andalucía.

2.

El PSOE federal se fortalecería encumbrando a Díaz, pero pagaría por ello el alto precio de desconcertar al Gobierno autonómico de coalición y de confundir y debilitar a un PSOE andaluz cuya recuperación, todavía frágil, está estrechamente vinculada al nombre propio de Susana Díaz Pacheco.

3.

El relato/discurso/programa de Susana Díaz, nucleado en torno a su compromiso personal con los andaluces, volaría por los aires si ésta se convierte en secretaria federal, independientemente de que conservara las llaves de San Telmo, pues el cargo de secretario general socialista es, a efectos políticos y de opinión pública, inseparable del de candidato a la Presidencia del Gobierno.

4.

Si todos sus compañeros se lo piden, y casi todos se lo están pidiendo, puede que Díaz no pueda decirles que no, pero esa catarata de apoyos no se explica únicamente por su valía política, sino también porque ella misma se está dejando querer, lo que a los ojos de la gente andaluza va a restar verosimilitud, cuando no sinceridad, a su apuesta por el sur.

5.

Si no existe esa unanimidad o cuasi unanimidad interna, Díaz no dará el paso, pero si existe eso significaría que no habría ningún otro candidato y entonces no tendría sentido ni el sufragio universal de los militantes ni tampoco las primarias abiertas a los simpatizantes, lo cual sería en apariencia mejor para el partido, pero en realidad sería peor.

6.

Si continúan los pronunciamientos territoriales a favor de la líder andaluza, Eduardo Madina, Carme Chacón y Pedro Sánchez acabarán convenciéndose de que no vale la pena participar en la competición.

7.

Si Susana Díaz no optara a la Secretaría, y en principio no debería optar [ver puntos 1, 2 y 3] aunque puede que no le quede más remedio que hacerlo[ver puntos 4 y 5], la mejor opción parecía hasta ahora Eduardo Madina, pero con su áspera descalificación del congreso extraordinario ha dilapidado innecesariamente muchos de los apoyos internos con los que podía contar.

8.

Desaparecida en cuerpo y alma durante toda la crisis PSC/PSOE, que era cuando más la necesitaba su partido, Carme Chacón dejó de ser una alternativa creíble hace tiempo, pero ella misma no parece saberlo.

9.

Con o sin Susana Díaz, si el PSOE resuelve su problema de liderazgo lo siguiente será resolver su problema de modelo de partido: consultas a la militancia, primarias abiertas, transparencia presupuestaria, gobernanza, ética de los cargos públicos…

10.

Resueltos los problemas del punto 9, al PSOE le quedaría por resolver la verdadera cuestión de fondo: convencer a la gente de que vuelve a ser un instrumento útil para resolver sus problemas de un modo más audaz, eficiente y equitativo de lo que pueda hacerlo el Partido Popular.

11.

Aun convenciendo a la gente de ser ese instrumento útil, al PSOE podría ocurrirle lo que a François Hollande, que ha decepcionado a los franceses porque estos han comprobado que no era cierto que el PSF fuera el instrumento útil -es decir, poderoso- que Hollande les había prometido que era.

12.

Un partido como el PSOE solo empezará a ser útil en este contexto de crisis económica y política si busca alianzas con los partidos o los gobernantes de otros países del sur de Europa cuyos ciudadanos tienen problemas similares a los de España y cuyos Gobiernos sufren la misma impotencia para resolverlos en solitario.

13.

Ejemplificación de urgencia de los puntos 11 y 12: si el PSOE eligiera hoy un gran líder, el mejor posible, y este ganara al día siguiente las elecciones generales por mayoría absoluta, no tardaría más tiempo en decepcionar a sus votantes de lo que ha tardado Hollande en decepcionar a los suyos.

14.

La socialdemocracia no necesita nuevas ideas, le bastaría con recuperar las antiguas con la intensidad de antaño: lo que necesita son nuevos instrumentos, nuevas estrategias y nuevas alianzas para poder aplicarlas.

El axioma

Los problemas recogidos en los puntos 10, 11, 12, 13 y 14 no se resuelven únicamente eligiendo un buen líder, pero sin esta elección ni siquiera existe la posibilidad de ponerse a resolverlos.

Compartir este post

Repost 0