Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

                                                                                               ESTEPONA 6 DE MARZO DE 2013

 

  GRIÑAN Y LA TRANSPARENCIA: CARTA ABIERTA DESDE LA RED

 

Griñán promete una ley de transparencia de “máximos”

 Se pública hoy en determinados medios que el Presidente Griñan pretende enarbolar la bandera de la transparencia a través de un borrador de proyecto de ley desde el parlamento andaluz. Ese es un camino sin retorno, has elegido el escenario inadecuado, porque en esa torre de babel que es el Parlamento todos querrán que su idioma sea el oficial. Es una forma de dilapidar inteligencias y agotar recursos. Es un mero ejercicio de buena voluntad. Una buena prueba de ello es que desde el PP andaluz ya has tenido contestación a esta iniciativa, advirtiéndote que te dejes de ponencias y apliques la transparencia en la institución que presides.  A estas alturas de la legislatura y teniendo el verano como horizonte para esta iniciativa, según declaraciones de Susana Díaz, veremos pasar acontecimientos, prioridades, desencuentros y nuevos casos de corrupción o resoluciones judiciales sobre casos en marcha y todas estas circunstancias irán relegando este proyecto de ley.

 

Aún no se conoce el borrador de este proyecto de Ley;  desde la Consejería de Gobernación se resisten a darlo a conocer. Entonces ¿por qué esa precipitación anunciándolo? ¿Hay necesidad de gestos ante la estela de corrupciones que asolan a todas las instituciones? ¿Son gestos lo que el ciudadano necesita en esta tesitura? Diría que no. El ciudadano no necesita conocer el método, necesita el resultado. Hoy los diarios nos dan esta noticia:  La corrupción se duplica y se convierte en la segunda preocupación ciudadana, según el barómetro Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Entre las medidas anunciadas, publicadas en el diario el País, resaltan las siguientes: Griñán reiteró su propuesta de que los políticos tengan dedicación exclusiva "una persona, un cargo", ha dicho; excluir las donaciones de la financiación de los partidos políticos; y establecer una memoria económica de las promesas electorales. Continúas diciendo: hay que unir voluntades y sumar esfuerzos para encontrar los medios con los que afrontar los problemas y rehabilitar la confianza en lo público y en la política. Pretendemos un debate sobre la democracia y desde la razón.

Pero  olvidas lo esencial. Olvidas que la política nace en el seno de los partidos y eres el Presidente del PSOE a nivel nacional. Olvidas que ese aislamiento del sistema político al que alude Fernando Vallespin, quien ha resaltado que “el sistema político "está aislado" y trabaja "sin puentes" al quebrarse la confianza de los ciudadanos”, olvidas que ese aislamiento  comienza ya en el seno de los partidos, más  en los de izquierda y son esos puentes orgánicos los primeros que hay restaurar para después ofrecérselos  al ciudadano sin necesidad de que tengan que pagar  ningún peaje.

Lo primero que hay que hacer es potenciar la democracia orgánica. La democracia es participación desde la base y las bases de los partidos están relegadas, igual que los ciudadanos, a una pura mecánica electoral. Hay debates previos, si, pero encorsetados en directrices y corolarios. Y está bien eso de una persona, un cargo, pero tiene que ir acompañado de un militante, un voto. Y está bien lo de que los políticos tengan dedicación exclusiva, pero esta propuesta debería ir acompañada de esta otra, incompatibilidad entre cargos orgánicos e institucionales, al menos hasta ciertos niveles de responsabilidad.

No hay que debatir sobre la democracia, hay que debatir sobre la decencia, sobre la coherencia y la responsabilidad. ¿Cómo se puede hacer autocrítica desde la endogamia? ¿Cómo se puede ser transparente desde la continuada acción cainita de los aparatos de los partidos? No Presidente Griñan, no. Primero la casa propia y después a dar ejemplo y exigir, porque desde el momento en que demos pie al “y tú más ” estamos deslegitimados para exigir al adversario el compromiso que desde nuestra propia casa le negamos al ciudadano.

La trasparencia es para ejercerla no para legislarla. ¿Hasta ese punto hemos llegado? ¿Tanto nos hemos acostumbrados al olor de las cloacas? No se puede pretender legislar la condición humana, por eso hay que establecer mecanismos de urbanidad política, cuatro reglas, cuatro conceptos, y cuando hablo de política me refiero también a la orgánica, a la de los partidos. Dicen los castizos que los valores hay que mamarlos y en política esa “nutrición ideológica” se desarrolla en la sedes de los partidos, no en los Ayuntamientos, Diputaciones o Parlamentos.

La transparencia Presidente Griñan debía de estar en el ADN de los partidos progresistas, la de los conservadores que la reclamen los conservadores, no les voy a hacer yo ese trabajo. Por eso me parece poco acertado, permítemelo, que desde el PSOE se tenga que abanderar una legislación para que los políticos recuperen la credibilidad perdida, porque si hay políticos en el PSOE que han perdido la credibilidad lo que tienen que hacer es marcharse.

 

SERGIO LÓPEZ

 

 

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0