Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

Estepona 21 de Febrero de 2013

 

¿DONDE  ESTÁN LOS ESTADISTAS DE ESTE PAÍS? EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN LOS PONE A PRUEBA Y SUSPENDEN

El debate sobre el estado de la Nación ha sido un continuo movimiento demagógico por parte de Rajoy, un discurso zizageante  que ha iniciado su recorrido defendiendo su gestión durante este casi año y medio, obviando todo el proceso que medió entre la convocatoria de elecciones por Zapatero y el día después de las elecciones del 20N. Ese proceso en el que avanzó su programa electoral y con el que prometio la regeneracion política en nuestro país. Ha partido criticando la gestión  irresponsable del anterior  equipo de gobierno que, segun su apreciación, condujo a nuestro país al borde de un mar tenebroso e inhospito, y ha continuado defendiendo la brillantez de su gestión en este año y medio a través de un esfuerzo sin paragón, para que España no se hunda en esas procelosas aguas en las que el socialismo dejó navegando a este país. Errores hubo, quizás demasiados, es verdad, tan verdad como que el esfuerzo no ha sido para nada brillante y que las aguas siguen turbias, bastante turbias.

El debate ha puesto en evidencia las carencias como estadista tanto de Rajoy como de Rubalcaba. El sentido de estado ha brillado por su ausencia en las intervenciones de ambos. Uno, Rajoy con un discurso que no ha sido más  que una constante huida hacia delante. Un empeño innecesario por convencer, no se a quien, de lo mal que se lo había encontrado todo y que como consecuencia ha tenido que hacer lo que ha hecho, provocar sufrimiento, pero la culpa no es suya. Rubalcaba ha entrado al trapo y ha puesto en evidencia las carencias que Rajoy ya había manifestado. Nada de programa,  ¿o no debe subyacer en el debate sobre el estado de la nación un debate ideológico?, creo que sí, ¿no?, al menos desde la izquierda. Rubalcaba ha criticado el incumplimiento del programa electoral por parte de Rajoy y no ha defendido, con ese sentido de estado que se le debe suponer, un programa alternativo. Bueno, lo ha defendido desde la crítica a los incumplimientos del PP en materia de sanidad, educación, ley de dependencia, pero no desde la defensa del ideario socialista en estas materias. Más preocupado en mostrar las carencias del adversario que la idoneidad del socialismo para resolver de una manera más  solidarias los problemas de este bendito país.

Rajoy olvida, que es Presidente de un País que le ha otorgado una confianza ciega, en parte por la torpeza de sus predecesores y en parte por un mensaje de esperanza .Ese mensaje trasladado a través de un programa electoral, bastante indefinido por cierto, caló en la sociedad española. Programa que a partir del día 21 de Noviembre comenzó a incumplir y aun no ha parado. Estamos ante un fraude y  como consecuencia su discurso ha sido torpe, desaliñado y en algunos momentos,  arrogante.

La corrupción ha sido uno de los ejes del debate; a partir de aquí abro otras líneas de reflexión, transversales al debate, permítanmelo. Se empeñan en hablar de políticos corruptos, como un endemismo socio-político de nuestros días, y no se habla de la génesis y esta reside en unas administraciónes  propensas a las corruptelas, de una legislación y unas leyes que dan alas a los corruptos, de unos partidos a los que les interesa unos estatutos que priman la mediocridad y favorecen el  lado más  mediocre de la naturaleza humana. Nos cuenta Manuel Villoria, miembro del Consejo de Dirección  de Transparencia Internacional, que “Los partidos están anquilosados, con sus élites ahí atrincheradas. Si abres una dinámica interna para sustituir a un líder no sabes por dónde puede acabar eso. Es un asunto que en otros países está mucho más flexibilizado”

Por lo tanto la ventana de la corrupción las abren los responsables de dirigir los  aparatos de los partidos, los cuales están interesados en mantener una organización y unos estatutos que les permiten mantenerse en la función de la responsabilidad orgánica y desde ahí repartir prebendas institucionales a través de la inclusión de los dóciles en las lista electorales. Y es desde ahí desde donde se debe iniciar el camino contra la corrupción. Modificando estatutos y mecánicas electorales.

La corrupción recorriendo como un fantasma los pasillos y el hemiciclo del Congreso, Bárcenas, por ser el más  reciente; pero si lo analizamos comprobaremos que el origen de esta corrupción, que después arrastra a cargos institucionales, proviene de responsables orgánicos. Bárcenas, Tesorero del PP y desde ahí un inmenso poder, por encima incluso de ministros, consejeros o alcaldes. El aparato y sus sombras.  

Otro de las líneas argumentales de portavoces de la oposición ha residido en sus críticas a las medidas adoptadas por el ejecutivo de Rajoy en materia de salud y educación. Pues bien la gestión en materia de salud también está salpicada de estelas de corrupción, la cuestión de las privatizaciones ha traído a colación intereses perversos que han obligado a dimisiones de altos cargos de la comunidad de Madrid. Personas próximas a Esperanza Aguirre…cargos importantes en las férreas disciplinas que impone la Presidenta de los populares madrileños a nivel orgánico, se ven salpicados por las dudas sobre su honorabilidad en la gestión  pública.

Rubalcaba ha hecho hincapié en el descredito de la política y yo añadiría, y fundamentalmente de los políticos. Pero el descredito no se supera escenificándolo en el escenario de un debate sobre el estado de la Nación, el descredito se supera adoptando decisiones que contribuyan a dar un mayor protagonismo a los ciudadanos sin que estos se lo tengan que ganar en las barricadas. Ya ese tiempo pasó, nos lo ganamos durante la transición y en los años previos, lo que se da en llamar el tardo-franquismo. No deben consentir ni los conservadores ni los progresistas que tengamos que volver de nuevo a esas barricadas.

 

SERGIO LÓPEZ

 

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: