Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

                                                                            Estepona16 de Mayo de 2017

 

HISTORIA CLINICA DE UN DESENCUENTRO

Hoy he oído un anuncio en el que una firma de abogados ofrecía sus servicios a los trabajadores que se encontrasen en una situación de precariedad laboral, tanto en las empresas privadas cómo en la administración pública. Parece ser que la pugna por atraer a “clientes” hacia el sector privado no se circunscribe solo a la sanidad o a la educación; sí bien en estas últimas esa captación se produce por las deficiencias estructurales de la oferta publica. En lo referente a la protección de los derechos laborales ese reclamo se produce por la falta de acción sindical, de lo que ahora se denomina agentes sociales y es que han mutado de organizaciones de clase a clase política. Los comités de empresas, los enlaces sindicales, ese flujo de información, esa permeabilidad entre trabajadores y sindicatos de clases se ha cortocircuitado. De modo que ya no solo los partidos de izquierda les han fallado a los trabajadores, sí no que también los sindicatos de clases llevan tiempo haciendo mutis por el foro.

Y en una situación en la que la ciudadanía ha pulsado la señal de alarma ante los recortes, tanto de las libertades cómo de los derechos básicos, en un tiempo en que la pobreza energética, la exclusión social, él paro y cómo consecuencia la emigración de los jóvenes, la pérdida del poder adquisitivo de las clases medias y de los pensionistas, la pobreza infantil…están socavando él futuro de este país, en estos tiempos de llantos y crujir de dientes, el debate entre los que aspiran a conducir al PSOE hacia un mañana más esperanzador produjo una sensación de orfandad, de falta de liderazgo y de carencias programáticas espeluznante y es que no hubo propuestas o sí las hubo marcó tan poco él debate que prácticamente pasaron desapercibidas envueltas en el fragor de un rifi rafe arrabalero e impropio de quienes aspiran a liderar la socialdemocracia en nuestro país.

Desde la pedantería cínica del “No mientas, cariño” de Susana Díaz, al petulante didactismo de Patxi López requiriendo a Pedro Sanchez sobre su concepto de nación, un poco más y sacan a relucir aquello de una unidad de destino en lo universal y un Pedro Sanchez que perdió parte de su recién adquirido liderazgo, porque “usó” a la militancia cómo escudo protector ante los ataques de Díaz y no profundizó en su mensaje democratizador de la anquilosada estructura del PSOE. Nadie resulto convincente, ni los que ocuparon el centro del ring ni los que abusaron de la protección de los rincones, porque no se trataba de un combate, sino de la puesta en valor del ideal socialista. No olvidemos que estamos en un proceso orgánico, se va a elegir al secretario general del PSOE.

A raíz de las legislativas francesas él pasado siete de Mayo y cómo consecuencia del hundimiento del PSF, el auge de la extrema derecha y él acceso al poder de un partido emergente de corte neoliberal, la mayoría de los analistas han coincidido en subrayar la debacle de la socialdemocracia en Europa. Ante está debacle él portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, resumió asi él resultado: "Europa respiró aliviada". Pues bueno. Y entre está exquisitez intelectual del portavoz de la socialdemocracia patria y él viraje del que fuera primer ministro francés con Hollande, el socialista Manuel Valls, en su deseo de concurrir como candidato a las elecciones legislativas por La República en Marcha de Macron, abandonado el PSF, porque "Este Partido Socialista está muerto”. A estas muestras de infinita confianza en la socialdemocracia habría que añadir el concepto que del PSOE tiene Susana Díaz, cierto que menos dramático que él de Valls, "El PSOE es un partido que está malito".

Pues sí, habrá que coincidir con los socialdemócratas de pro y con los analistas políticos. La socialdemocracia, que desde 1950 hasta hoy, según  fuente recogida del digital Infolibre,  ha perdido doce puntos de apoyo electoral, se inició de una forma paulatina a partir de los setenta, en él contexto de la Europa occidental, acelerándose a partir de los inicios del siglo XXI. Pues bien esta socialdemocracia herida necesita doctores, y siguiendo la terminología medica esgrimida por Valls y Díaz,  la historia clínica está esbozada, es la historia clínica de un desencuentro, desencuentro que se produjo desde el momento en que los conservadores comenzaron a gestionar el estado del bienestar.

Siguiendo la estructura de una historia clínica comenzaremos por la anamnesis, que según los griegos consiste en la capacidad del alma para recordar los conocimientos que ésta olvida al entrar a un nuevo cuerpo, pues bien  la socialdemocracia entró en él cuerpo del neoliberalismo y olvidó su esencia y para ayudar al tratamiento tendrá que recordar de dónde procede e iniciar el retorno a hábitos democráticos más saludables.

A continuación el examen físico, que es el conjunto de destrezas y habilidades para reconocer, las características de normalidad y/o detectar la presencia de signos que identifican la enfermedad. Pues ya puede aplicarse él cuadro político/sanitario pan europeísta para adquirir estas habilidades, porque me parece que en los momentos actuales la gran mayoría suspenderían la selectividad.

Siguiendo con él símil de los profesionales de la salud, llegaría el momento del diagnóstico,  tempus en él que se identifica la enfermedad, pero claro sí nuestros próceres han suspendido la selectividad, mal lo tiene él paciente. Pero confiemos en que la genética equilibre la ignorancia y él paciente tirando de reservas aguante, aunque sea con respiración asistida, a que él tratamiento llegue a tiempo y sea el adecuado.

Sí al final él paciente evoluciona favorablemente, habrá que estar atento a los efectos que produce el tratamiento, a la recuperación y a las secuelas. Esperemos que la bacteria que ha desencadenado está patología y ha infectado él corazón del socialismo, no se haya hecho resistente al tratamiento y los efectos secundarios sean mínimos, para que de esta manera el esfuerzo de tantos ciudadanos, que han donado hasta la medula y de los militantes que han entregado, ellos sí, él alma velando al paciente durante décadas, sin desfallecer, puedan dejarles a sus descendientes un socialismo nuevo.

Y finalmente la Epicrisis, que es un resumen de todo el proceso asistencial. Todo ello sí él paciente, con la intervencion de los clínicos, ha evolucionado favorablemente, porque cómo haya que meter el bisturí, ni él cirujano de la maestranza.

Tras la puesta en escena del lunes quince, otro 15M, esperemos que sí hay un lazo que escenifique este 15M no sea él negro en señal de luto por él socialismo español, pues tras está puesta en escena esperemos que él paciente tire de genética y se resista a morir, porque la vacuna contra la ignorancia aún está en él inventario de los sueños.

 

SERGIO LÓPEZ

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: