Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El Confidencial

  •  
Foto de Las matronas andaluzas contra su precariedad:Os reís en nuestra cara

 

Las matronas andaluzas contra su precariedad:

"Os reís en nuestra cara"

Una matrona por cada centro de salud”. Así lo prometió Susana Díaz el 19 de marzo de 2015, tres días antes de que los andaluces acudiesen a las urnas y a 84 de que fuera investida presidenta. Tras cumplirse un año y seis meses de legislatura este domingo, el número de matronas en atención primaria no ha aumentado lo más mínimo. De hecho, el único cambio desde que la socialista revalidó el cargo se ha producido en la provincia de Granada, donde ahora cuentan con una profesional menos.

Alicia Vega, matrona en Córdoba, no duda a la hora de señalar los problemas que conlleva la falta de comadronas en atención primaria; consecuencias que, en última instancia, sufre el paritorio en el que trabaja. “Nosotras la realidad que vivimos en el hospital es que algunas mujeres llegan con miedo y no saben a lo que se enfrentan, no saben lo que es el parto”, señala. Una línea similar a la que mantiene Alfonsa Torralbo, colega de Vega, quien considera que "hay muchas maternidades, pero una maternidad estable emocionalmente debe ser precedida por una buena formación".

Por debajo de la media

Según los últimos datos recopilados por el Satse, la comunidad necesita contratar 213 profesionales para cumplir la promesa de su presidenta. Andalucía cuenta con 190 matronas y 403 centros de salud, lo que equivale a 4,5 profesionales por cada 100.000 habitantes, muy por debajo de la media española, de 8,8. Consultada la Consejería de Salud por estos datos, El Confidencial no ha conseguido obtener respuesta.

Mientras las matronas esperan a que las autoridades cumplan lo prometido, en provincias como Córdoba o Almería se centran "exclusivamente en los paritorios", lo que deja la educación maternal en manos de trabajadores sociales o enfermeras generalistas. Sin embargo, tal y como explica Vega, no todas las embarazadas se conforman con la atención de estos profesionales: "Ante la falta de recursos de formación que ofrece el SAS a las mamás, han surgido centros privados en Córdoba que son llevados por matronas y que dan educación maternal".

Al margen de la comparación entre Andalucía y el resto de comunidades, cabe señalar también las enormes diferencias que existen entre unas provincias y otras, situándose Córdoba y Almería como las peor paradas. "La situación es mala, pero no porque no haya matronas, sino porque hay matronas en paro y no se las contrata", afirma Torralba. "Yo estoy muy de acuerdo con que se trabaje multidisciplinarmente, pero el canal debe ser la matrona y eso restaría muchas consultas a otros profesionales”.

Dudas en los paritorios

"El momento del parto no es un momento de dar explicaciones. Es un momento de vivirlo, de dejarse fluir y de que la naturaleza sea dada", explica Torralbo. Sin embargo, ante la falta de matronas en atención primaria, son muchas las mujeres que se sienten perdidas cuando comienzan las contracciones. "Llegan al hospital y los profesionales se llevan las manos a la cabeza porque piden cosas a partir de una información errónea", señala la comadrona.

Vega también se ha encontrado situaciones similares en el Hospital Universitario Reina Sofía: "No saben cuáles son las partes reales del parto y no tienen decisiones informadas sobre cuándo cortar el cordón, el contacto piel con piel...", explica. "Han llegado mujeres con contracciones que respiraban de una manera que las hacía hiperventilar porque no habían tenido educación maternal", asegura.

"Siempre nos cuentan la vida maravillosa con un niño, pero no nos cuentan las responsabilidades y el caos que puede suponer para una mujer"

Ambas matronas insisten en que la manera de resolver esta falta de preparación pasa por reforzar la plantilla de profesionales en atención primaria. "Al contarle a una matrona lo que te pasa con tu vida reproductiva, tienes una orientación: qué está pasando, qué es lo que quiero, a dónde voy y cómo voy a informarme", señala Torralbo. De esta manera, la mujer "no llega a urgencias sin saber a lo que viene", sino que "se responsabiliza de su situación”.

Problemas después del parto

La falta de preparación no solo se traduce en dudas en el paritorio, sino también en problemas cuando las madres vuelven a sus casas. "Siempre nos cuentan la vida maravillosa con un niño, pero no nos cuentan las responsabilidades y el caos que puede suponer para una mujer", explica Torralbo. Según señala, las matronas son las encargadas de preparar a las primerizas para este cambio en sus vidas: "Tienen que entender lo que supone un niño que va a depender de ellas física y emocionalmente. La mujer deja de vivir pensando en ella para cuidar del recién nacido”.

Ambas matronas coinciden además en que la falta de profesionales impide llevar a cabo un seguimiento adecuado tras el parto. "Si nuestra labor se limita exclusivamente a los paritorios, entonces las mujeres no tienen a quién acudir ante problemas de lactancia o sangrados", señala Vega. Lejos de suponer esto una carga menos para la Sanidad pública de Córdoba, la matrona explica que "las mujeres están yendo a Urgencias por muchos motivos por los que las pobres no deberían alarmarse". De esta manera, la ausencia de matronas en atención primaria se acaba convirtiendo en un trabajo extra para ginecólogos y enfermeras generalistas.

Tag(s) : #NOTAS DE PRENSA

Compartir este post

Repost 0