Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

                                                                     Estepona 6 de enero de 2015

 

LOS PAJAROS CUCO DEL SOCIALISMO

 

No se donde aprendí a normalizar lo cotidiano, en un tiempo donde lo cotidiano es difícilmente aceptable por el ciudadano, no se si consigo trasladar esa normalización, ni siquiera sé si me lo propongo. Tal vez después de tantas vivencias asumidas, unas con estoicismo y otras con desesperación, las primeras siempre se confunden con dejadez o debilidad y sin embargo hay mas sabiduría en el silencio que en el grito, aunque el grito sea a veces necesario, no asi el aullido prescindible e inoportuno, siempre inoportuno. Decía que después de tanta vida, y solo después, uno aprende a conjugar los tiempos del amor.

Y es que el amor juega en campos tan diversos y actúa en tantos escenarios que a veces termina perdiéndose en el laberinto de esa cotidianidad desnaturalizada, y la condición humana termina circunscribiéndolo  a un universo tan reducido que al final se banaliza y nos vuelve mediocres.

Hablar de amor es hablar de respeto, porque el respeto es la ley que nos hace iguales desde la diferencia, y no hablo del amor sacro, ni del amor profano, que en esa materia ya Tiziano y los neoplatónicos renacentistas me lleva bastante ventaja. Me refiero al amor y me perdonaran el atrevimiento, desde un u punto de vista metafísico y desde ese punto de vista y citando a Einstein, no textualmente, diríamos que el amor es energía, el odio también. Por eso quizas algunos personajes, carentes de esta falta de amor, que no es otra cosa que el odio, infrinjan lo cotidiano y por eso nos tienen acostumbrado al aullido, a no respetar las diferencias y a desnaturalizar las responsabilidades que los ciudadanos les otorgamos.

El socialismo como contraposición al individualismo es una de las vías por la que discurre ese respeto a lo diferente, donde lo cotidiano convive con lo excepcional y donde el ser humano no concibe quedarse solo consigo mismo.

En ese espacio común se están profanando valores y sentimientos y se están malgastando vidas y tiempos de hombres y mujeres enamorados de sus responsabilidades y de sus ideas. Ese espacio común ha sido invadido por aulladores, parásitos e impostores, que como el pájaro cuco ponen los huevos de su ambición en los nidos de la democracia  para que los incube una ciudadanía maltratada y ninguneada, conformándose con salir adelante ellos y sus acólitos.

Esquivos y cada vez mas solitarios,  muchos lideres del socialismo se han empeñado en  anidar en espacios ajenos a la ideología socialista. Se conforman con contemplar como el tiempo les ve pasar, obsesionados con ese placer onanista que les proporciona la soledad de sus poltronas.

Quizas por eso lo cotidiano cada vez sea mas difícil de normalizar y esta reflexión no haya sido mas que otro intento fallido por reivindicar que ese espacio común sea un espacio libre de cucos.

 

SERGIO LÓPEZ

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0