Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

El Confidencial

 

 

Foto de Susana Díaz, más cerca que nunca de Madrid un año después de las andaluzas

La baronesa de Andalucía redobla la presión sobre Ferraz y manda recados al secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, para hacerle saber que si no retrasa el congreso de mayo "se presentará, sí o sí". Las presiones llegan justo un año después del adelanto electoral en la comunidad

Este martes, 22 de marzo, se cumple un año de las elecciones andaluzas, y todo el entorno de Susana Díaz deja claro que ese adelanto electoral fue una jugada de alto riesgo constatada hoy como “un gran éxito”. Los hechos admiten poca discusión. Celebrar las andaluzas de forma conjunta con las generales del pasado diciembre hubiera condicionado la formación del Gobierno de la Junta a los pactos nacionales. Susana Díaz se adelantó nueve meses, logró mejor resultado que el PSOE de Pedro Sánchez, resistió el embate de los nuevos partidos y pese a sus 80 días de calvario político, con su investidura en el aire, sus escaños le permitieron mantenerse en el Ejecutivo con el apoyo de Ciudadanos y cerrando la puerta a Podemos. El PSOE andaluz saca pecho de la “estabilidad política” que se vive en Andalucía y marca distancias con el Partido Popular y con la formación de Pablo Iglesias.

Este martes, 22 de marzo, se cumple un año de las elecciones andaluzas, y todo el entorno de Susana Díaz deja claro que ese adelanto electoral fue una jugada de alto riesgo constatada hoy como “un gran éxito”. Los hechos admiten poca discusión. Celebrar las andaluzas de forma conjunta con las generales del pasado diciembre hubiera condicionado la formación del Gobierno de la Junta a los pactos nacionales. Susana Díaz se adelantó nueve meses, logró mejor resultado que el PSOE de Pedro Sánchez, resistió el embate de los nuevos partidos y pese a sus 80 días de calvario político, con su investidura en el aire, sus escaños le permitieron mantenerse en el Ejecutivo con el apoyo de Ciudadanos y cerrando la puerta a Podemos. El PSOE andaluz saca pecho de la “estabilidad política” que se vive en Andalucía y marca distancias con el Partido Popular y con la formación de Pablo Iglesias.

Pero detrás de la ruptura del pacto de Gobierno con Izquierda Unida y del adelanto electoral hubo otro argumento político que hoy cobra más vigencia que nunca. Ese anticipo permitía a Susana Díaz ganar tiempo para seguir alimentando su posible marcha a Madrid. Este lunes santo el nerviosismo se apoderó de buena parte del PSOE andaluz e incluso se dejó notar dentro de la Junta de Andalucía. Los teléfonos arden. La tensión es máxima. Ferraz sigue sin desvelar si mantendrá el congreso federal para el  20, 21 y 22 de mayo. Si no cambian las fechas, ha empezado la cuenta atrás y Susana Díaz tendría que desvelar la semana próxima o como muy tarde la siguiente, siempre antes del 11 de abril, si disputará o no la secretaría general. Desde Andalucía aseguran que “la pelota está en el tejado de Pedro Sánchez”. Ese es el mensaje, que se decida de una vez el secretario general. Los movimientos internos se aceleran pese a la Semana Santa.

La decisión de Pedro Sánchez

“Será Sánchez quien deba decidir si prima sus intereses y los del partido o antepone el plano institucional y de la formación del Gobierno”, aseguran fuentes del PSOE andaluz. Es muy llamativo que sean justo los socialistas andaluces quienes insinúen que sería irresponsable abrir un congreso cuando fueron ellos mismos, junto a otras federaciones críticas, quienes forzaron, en el comité federal del pasado 30 de enero, que se pusiera fecha al congreso sí o sí. “Entonces el escenario era otro”, aseguran. “Ahora mismo en política todo cambia a velocidad de vértigo”, añaden otros dirigentes del PSOE en Andalucía. “Entonces era lo lógico pero nadie podía prever que Pedro (Sánchez) estaría aún tratando de cerrar un Gobierno”, insisten desde el equipo de la baronesa andaluza. Como adelantaba este lunes El Confidencial, la guerra fría se ha apoderado del PSOE y nadie deja de moverse entre bambalinas. Es además la mano derecha de Susana Díaz, el secretario general de la Presidencia, Máximo Díaz Cano, quien mantiene el diálogo abierto con todas las federaciones críticas para activar una recogida de avales ante una hipotética candidatura de Susana Díaz.

El PSOE andaluz tiene orden de no dar pistas. “Que decida Ferraz”, repiten una y otra vez. Fuentes socialistas aseguran que Pedro Sánchez es partidario de retrasar el congreso federal hasta después de que se despeje el escenario político y repetir en otras elecciones generales. En el equipo político de Susana Díaz cada vez hay más voces que admiten que eso sería lo más lógico, igual que en otras federaciones. Pero nadie va a salir a decirlo antes de que lo verbalice Madrid. Eso sí, si esa es la decisión parece claro que no darán batalla.

Andalucía y el PSOE, el mejor escenario

Si Susana Díaz presentan candidatura tras las vacaciones de Semana Santa para ser secretaria general del PSOE se lo juega absolutamente todo. Si hay elecciones, deberá dejar la presidencia de Andalucía y optar en las generales. Muchos a su alrededor no ven con buenos ojos que dé el paso. Lo que dijo el expresidente Felipe González lo piensan muchos socialistas en las filas andaluzas. Insisten desde el partido y su Gobierno que “lo lógico” sería dejar que Pedro Sánchez agote el ciclo político, sea de nuevo candidato y dejan caer que “en cualquier momento se puede plantear un congreso extraordinario”. La dirigente andaluza nunca ha ocultado que lo ideal sería poder combinar la presidencia del Gobierno autonómico y la secretaría general del PSOE. Para eso necesita que el grupo socialista se quede en la oposición. Esta combinación le permitiría ganar peso político, hacerse con las riendas de Ferraz y preparar con tiempo a medio plazo su candidatura en unas generales. Pero no depende de ella. Y los mismos que en su entorno más cercano ven con preocupación que por fin dé el paso admiten que si hay congreso federal en mayo “Susana Díaz irá”.

Ella aún no ha dejado claro qué quiere, por más que a otros barones les haya trasladado que disputará el partido. En tres planos distintos ha dejado claro que sí optará a ser secretaria general. “Se lo ha dicho a los poderes económicos del país, lo va diciendo por ahí el presidente del BBVA o el de Telefónica. Se lo ha dicho a algunos barones y a históricos como Rubalcaba, Blanco, Bono o Valenciano y estos lo trasladan. Y dos de los miembros más destacados de su equipo, como son Máximo Díaz-Cano y Mario Jiménez, también han entablado contactos con los medios de comunicación en Madrid para dejar claro que irá sí o sí.

Si hay congreso en mayo, se verá pero de momento el partido está tensionado para que se empiecen a recoger avales. La cuenta atrás ha comenzado. Y además aumenta el nerviosismo por la incertidumbre de un hipotético pacto con Podemos para que se abstenga y den paso a Sánchez como presidente del Gobierno. Parece que sólo si eso ocurre el PSOE evitará la guerra.

 
Tag(s) : #NOTAS DE PRENSA

Compartir este post

Repost 0