Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Cinco Días

Siguen en el registro oficial de Empleo tras el cierre de sus compañías

Los sindicatos mantienen a miles de delegados sin empresa

 
Los sindicatos mantienen a miles de delegados sin empresa

¿Qué ocurre con los representantes de los trabajadores cuando cierra una empresa? Pues que siguen inscritos en el registro oficial del Ministerio de Empleo como delegados de personal o miembros de comités de empresa. Y solo dejan de serlo cuando se cumplen cuatro años desde el último proceso electoral sindical de la empresa desaparecida, ya que la aplicación informática de elecciones sindicales prevé la baja automática de la base de datos de todos los representantes sindicales al cumplirse los cuatro años de su elección. Por ejemplo, si una empresa eligió a sus representantes en 2010 y luego cerró en 2012, los miembros de su comité de empresa pueden seguir en los registros oficiales hasta 2014.

Esa situación hace que, actualmente haya miles de representantes sindicales en los registros oficiales que no tienen ninguna función sindical porque su empresa no existe. Esto es admitido por todos los actores implicados, incluido Empleo, que ya ha recibido quejas de los sindicatos menos representativos. Y es que la mayoría de estos delegados sindicales fantasmas pertenecen a los mayoritarios, CC OO y UGT.

De hecho, las quejas recibidas por Empleo vienen, sobre todo, de la mano de la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) y de la Unión Sindical Obrera (USO). Estos sindicatos denuncian que CC OO y UGT reciben más subvenciones de las que realmente deberían, debido a que las cifras oficiales de Empleo les atribuyen todos estos representantes de empresas desaparecidas

En CC OO consideran que la situación de estos representantes sindicales sin empresa, "ni es algo novedoso, siempre ha ocurrido, ni es relevante"; su depuración y eliminación del registro no cambiaría la correlación de fuerzas de los sindicatos mayoritarios, explican estas fuentes.

Si se tiene en cuenta que en 2015 se contabilizaron un total de 262.072 representantes sindicales y desde 2013 las subvenciones de Empleo a los sindicatos están congeladas en 8,88 millones de euros anuales, se obtiene que los sindicatos recibirían poco más de 33 euros por delegado. A esto habría que añadir que el pasado año CC OO y UGT contaban con el 76% de los delegados, por lo que pertenecerían a ellos unos 28.650 de los delegados fantasma, lo que les reportaría un millón de euros de ingresos que, según los sindicatos minoritarios, los mayoritarios están recibiendo de más. Si bien CSIF eleva la cifra de representantes sin empresa a entre 70.000 y 80.000 y elevan la cantidad recibida de más por CC OOy UGT a más de 2,5 millones.

Desde Empleo admiten la situación, pero puntualizan que son los sindicatos los que deberían comunicar el cese de sus delegados a sus oficinas laborales provinciales y estas se lo comunicarían a la Oficina Pública de Elecciones estatal que “se limita a expedir certificaciones de representatividad sindical”.

Dicho esto, también reconocen un vacío legal que habría que subsanar, porque tanto el Estatuto de los Trabajadores como reglamento que regula la representatividad sindical se refieren a la obligación de comunicar “las sustituciones, revocaciones, dimisiones y extinciones” de los delegados pero no el cese de su actividad por el cierre de la empresa. Así, además de incluir esta situación en el reglamento, Empleo considera que en un futuro se deberá hacer el cruce de datos con la Seguridad Social que demandan los sindicatos minoritarios para depurar la lista de representantes.

 

 

 

 

Compartir este post

Repost 0