Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

El País

La ultraderecha triunfa entre los jóvenes franceses

El 35% de electores de 18 a 24 años votó a la extrema derecha en las elecciones regionales

Manuel Valls pide votar a la derecha en tres regiones

El primer ministro francés, Manuel Valls, pidió ayer que su electorado vote al centro derecha en las tres regiones donde el Frente Nacional ha obtenido mejores resultados (Norte-Paso de Calais-Picardía, Provenza-Alpes-Costa Azul y Alsacia-Champaña-Lorrena). En las dos primeras, los socialistas han retirado sus listas. Es la estrategia socialista para frenar al Frente Nacional aun a costa de favorecer a Los Republicanos, el partido de Sarkozy.

El FN es, con el 27,27% de los votos en la primera vuelta de estas elecciones, el primer partido de Francia, pero no tiene aliados y eso debilita su posición para la segunda vuelta del próximo domingo. No suele, además, mejorar resultados en segunda ronda. Para el centro derecha (Los Republicanos presentan listas con los centristas) y la izquierda (socialistas y aliados) es difícil descabalgar a Marine Le Pen y a Marion Maréchal-Le Pen en sus respectivas regiones, donde han obtenido el 40% de los votos. Pero no es imposible. Los socialistas buscan con su estrategia que el voto se concentre en el centro derecha.

Los electores podrían rebelarse contra el partido de Sarkozy, cerrado a cualquier pacto con los socialistas para frenar al FN y permitir la victoria de la ultraderecha. La ventaja del centro derecha en la mayoría de las regiones y la estrategia del PS beneficiará a Los Republicanos, pero los socialistas pueden vengarse tratando de aglutinar el voto de la izquierda. Ayer se fusionaron los verdes y la izquierda radical de la región de París (Isla de Francia), donde el domingo ganó la candidata de Sarkozy. La suma de la izquierda la supera.

Segundo Mandato de Jacques Chirac

"Nuevamente candidato presidencial en las elecciones celebradas en 2002, en primera vuelta, el 21 de abril, su nombre fue el más votado en las urnas, aunque sólo obtuvo el 19,6% de los sufragios, seguido por Jean-Marie Le Pen, líder del Front National que recibió el 17,07% de los votos. El temor generado en el país por el programa de Le Pen motivó que todas las formaciones de izquierda, centro y derecha moderada solicitaran el voto para Chirac, que el 5 de mayo logró algo más del 82% de los votos y resultó reelegido presidente de la República. Al día siguiente nombró primer ministro al liberal Jean-Pierre Raffarin (perteneciente al partido de centro-derecha, Democracia Liberal) para sustituir a Jospin, que había dimitido tras su fracaso en la primera vuelta, y 24 horas más tarde formó un gobierno integrado básicamente por neogaullistas, lo que puso fin al periodo de ‘cohabitación’.

 

Resultados de la primera vuelta de las elecciones regionales de Francia

 

La victoria del Frente Nacional estaba cantada antes de los atentados del 13 de noviembre que costaron 130 vidas. El drama ha movilizado a los simpatizantes de la ultraderecha y ha ampliado el nivel del éxito. El perfil del votante es cada vez más nítido; y sorprendente. El 43% de los obreros vota a la ultraderecha, pero el 35% de los que tienen entre 18 y 24 años prefieren también a ese partido frente a opciones de izquierda (27%) y derecha (27%) e incluso los empleados (36%) han optado mayoritariamente por el partido de Marine Le Pen en la primera vuelta de estas elecciones. “La novedad es la ampliación de la base electoral del FN”, explica Federico Vacas, director adjunto de departamento político de Ipsos, el instituto de opinión que ha elaborado este análisis electoral entre el 29 de noviembre y el 2 de diciembre. “La tendencia a acaparar el voto de los jóvenes se apunta desde 2012”, abunda Gilles Ivaldi, especialista de la extrema derecha e investigador del Centro Nacional de Investigación Científica.

El factor clave del éxito del FN sigue siendo, no obstante, el diploma, opina la politóloga Nonna Mayer, directora de investigación del Centro de Estudios Europeos de Ciencias Políticas de Sciences Po. “No obtener el bachillerato es disponer de menos oportunidades de cara al futuro, menos apertura al mundo y quedar fuera de la mundialización", añade.

Con una tasa de paro al alza (del 10,6%), el FN ha demostrado en las elecciones regionales del domingo que ha sabido capitalizar el descontento de las clases populares, preocupadas por su futuro. En esa ampliación de la base electoral de la que habla Vacas, el análisis de Ipsos / Sopra apunta una posible novedad en el próximo futuro: entre los autónomos y los agricultores se impone todavía la derecha (36%), pero el FN le sigue de cerca con el 35% de los votos. “Los dos sectores que más resisten son las clases medias superiores y los jubilados”, señala Ivaldi.

“La juventud poco preparada es la que se topa con el paro, la precariedad laboral y las dificultades económicas”, ha declarado la socióloga Anne Muxel, especialista en los problemas intergeneracionales a France Info. “Ni los socialistas ni Los Republicanos ofrecen propuestas para los jóvenes”.

Tag(s) : #NOTAS DE PRENSA

Compartir este post

Repost 0