Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 SUR.es

LA TRIBUNA

Sobre un PSOE jugando en segunda división

DAMIÁN ZAMORANO VÁZQUEZ. MÉDICO

28 noviembre 2014

  •  
  •  
     
    10
  •  
     
    51
  •  
  •  

Escuché la radio. Hablaban del escándalo de las tarjetas fraudulentas que permitían trincar a políticos y sindicalistas al cobijo de Caja Madrid y Bankia. Un tertuliano sentenció: la casta, de nuevo robando. En este momento el subconsciente se pone en marcha: la casta -término popularizado por Podemos- existe, y roba, y me enfada tanto el tema que apoyaré a Podemos, que parece ser la única izquierda que se preocupa ante tanto latrocinio generalizado. Pero esto no es verdad, hay mucha personas de izquierda moderada que por formación o intuición tienen una idea clara de los problemas del país y sus posibles soluciones, y además son decentes. El problema es que a nivel de representación política esta gente está en orfandad manifiesta.

A nivel político y social este país tienes dos grandes problemas. El primero es que hay demasiados sinvergüenzas aprovechándose de lo público, demasiados incapaces malgastando lo que es de todos y demasiados políticos inmiscuyéndose en la vida civil cuando nadie los ha llamado ni los necesita. Es necesario una regeneración democrática profunda (radical es el termino que se utiliza cuando las cosas han ido tan lejos), y esta exigencia no debería tener color ni banderas políticas, debería ser un clamor de toda la gente decente, sea de derechas o de izquierdas.

El segundo problema es que la crisis ha destrozado el país. Se requiere que la izquierda moderada deje de hacer propaganda y coja al toro por los cuernos, y cuente a la población -sean buenas o malas las noticias- como debería actuarse desde la óptica de centro izquierda, de cómo combinar la necesaria austeridad, las necesarias reformas estructurales, las necesaria presión a Alemania para que deje de estrangular el crecimiento, con políticas diseñadas para resolver los tres grandes problemas provocados por la crisis: paro, desigualdad y pobreza. Eso de decir la verdad no es tema sin importancia, cada día me asquea más a lo que se dedican últimamente los partidos: hacer demagogia en la oposición, y traicionar lo prometido cuando se gobierna. Con estas enseñanzas a nadie extraña que los nuevos jóvenes políticos, ya puestos a prometer, prometan el cielo. ¿Quien da más?: el próximo nuevo partido que tenga un líder con el don de levitar arrasará. ¡Viva el circo!

Regenerar la democracia y evitar que la crisis siga machacando a los ya machacados es el reto de la izquierda. Se trata de hacer Política con mayúsculas, pero el problema es que la gente de sensibilidad socialdemócrata se ha quedado sin instrumentos de actuación política.

El PSOE ha decidido jugar en segunda división, y todo porque los barones y jefes locales del partido saben que en esta categoría ellos seguirán de titulares. No opta por jugar en primera división, pues muchos de los funcionarios de partido saben que es esta categoría serán suplentes, o incluso pueden verse obligados a dejar el cargo y ponerse a trabajar.

Jugar en primera división es intentar representar políticamente a toda la izquierda sociológica de este país, y para ello debe abrirse de forma radical a la ciudadanía, a esta multitud de personas que sienten de izquierdas pero en este momento no se sienten representados por el PSOE. Ese es el reto, lo demás son palabras. No se trata de afiliar necesariamente en el partido a las personas con esta sensibilidad. Se trata sin más de contar con ellos, de escucharlos, de debatir, de animarlos, de hacerles participes y cómplices a todos los efectos de un proyecto común que intenta plasmar en actuaciones concretas las ansias compartidas de libertad e igualdad.

Para las próximas elecciones municipales y autonómicas el PSOE de nuevo se enroca en su mediocridad funcionarial interna. Sacará algunos buenos candidatos, algunos honrados esforzados pero sin carisma, pero también muchos zoquetes cuyo único mérito es controlar su agrupación local. Para mas mortificación del sentido común la instauración de las primarias en el PSOE hará que alguno de estos zoquetes hasta se crean estadistas con notable apoyo popular. Las primarias no abiertas tiene un defectillo, y es que el votante tiende a avalar y votar al portador del dedo mágico que lo mismo le coloca que le manda al paro. Resumiendo: un engaño.

Me parece una drama el hundimiento del PSOE, y por eso quiero confiar en su nuevo secretario general, Pedro Sánchez. Pero por ahora no tiene tiempo ni fuerzas para poner en marcha un PSOE jugando en primera división. Simplemente fue elegido secretario general por los barones y jefes locales que luchan a muerte por sus puestos y Pedro Sánchez no puede hacer lo que tendría que hacer con vista a las próximas elecciones, y que es sin mas obligar a quien no apruebe en los sondeos internos a no presentarse a las urnas, dejando el paso libre a otros candidatos, no necesariamente militantes del PSOE, que obtengan mayor apoyo ciudadano. Susana Díaz si tendría fuerza para poner el partido patas arriba, pero es mucho trabajo, así que 'hakuna matata', ningún problema.

En cualquier caso las próximas elecciones municipales y autonómicas aun no acabarán con el PSOE -o eso espero y deseo- aunque obtenga malos resultados, pero el PSOE esta acabando con la paciente de la izquierda sociología, y debería rectificar su rumbo, abriéndose a la sociedad, aunque solo sea para no castigar a tanta gente decente que no se merece que sus ideales cívicos no tengan representación política por culpa de un PSOE secuestrado por los intereses particulares de unos funcionarios de partido con obvio beneficio pero sin oficio propio.

Compartir este post

Repost 0