Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

                                                          Estepona 8 de Septiembre de 2016

 

 

LA BURBUJA DEL DESENCANTO

 

Mundos distintos y el desencuentro entre ellos como denominador común de una situación imposible. La carencia de liderazgo y la asunción de éste por el poder financiero, que no tiene patria ni bandera, esta desequilibrando el otrora próspero y complacido bloque Occidental, y como una sucesión de fichas de domino derrumbándose unas a otras, el desencanto se va instalado en las conciencias.

Paradójicamente son los ciudadanos de mundos equidistantes al nuestro, ciudadanos que transcienden lo nacional para avisarnos que ya los éxodos, las hégiras no son entre naciones sino entre continentes, y son estos ciudadanos invisibles y transcontinentales  los que han iniciado la revolución, los que se han sublevado contra los señores de la guerra, contra el poder financiero y contra los gobiernos títeres. Mientras, en occidente aun continuamos mirándonos atónitos sin comprender cual ha sido la causa de esta tremenda explosión que ha erosionado un sistema de valores en el que creíamos que estábamos plácidamente instalados.

Hace pocos días que  comenzó el año 1436 de la Hégira. Hace, por tanto, 1436 años, los musulmanes emigraron de Meca a Medina, desencadenando una sucesión de acontecimientos que han tenido repercusiones transcendentales para la humanidad.

Hoy asistimos a otra Hégira que como aquella no es una huida, sino la búsqueda de soluciones para poder desarrollar el principio inalienable de ser personas. Estamos asistiendo a un problema migratorio basado en la esperanza de recuperar la dignidad. La emigración es un grito contra las fronteras, tanto las físicas como las espirituales y lo que Occidente debe tener en cuenta es que la emigración de Meca a Medina de hace 1436 años fue un viaje de ida y vuelta. Salieron rumbo a Medina como exiliados, como emigrantes y volvieron a Meca como dueños de su propio destino.

Antaño fue la opresión de los señores de Meca, hoy es la opresión de otros señores lo que esta obligando a esta emigración. Habría que propiciar alianzas, buscar puntos de encuentros, para que de esta forma pacífica y solidaria un dia estos ciudadanos puedan retornar a sus hogares como personas libres, ayudándoles a romper las fronteras y a vislumbrar un horizonte de libertad para ellos y sus descendientes. "Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano" (Martín Luther King).

Se que este movimiento proveniente de siria, fundamentalmente, no es el único que debe alertarnos sobre la movimientos migratorio del siglo XXI, existe un mediterráneo cansado ya de náufragos y muertos; muertos niños, muertas embarazadas, muertos, muertos, muertos…empujados por la barbarie del hambre o de la guerra, pero también alentados por la indiferencia de aquellos gobiernos que ahora viven en sus propios países la “amenaza” de estos invisibles, hermanos de lagrimas y desesperanzas.

Como siempre los ciudadanos han ido por delante de los gobiernos,  mostrando su solidaridad y apoyo desde el anonimato a otras personas también anónimas, invisibles para el poder. Sin embargo la respuesta de los gobiernos  ha sido planificar mas muerte, bombardear pidiendo perdón por los daños colaterales de una munición que no distingue en que cuerpo se aloja, pero que lleva el “made in Occidente” en sus entrañas.

Decía un adolescente de esta caravana de desesperanza, “No queremos venir a Europa, queremos que acabe la guerra en nuestro país”  queremos volver a un país donde podamos vivir en paz y resulta que esos países pretenden ayudarles llevando mas guerra, guerras dentro de otras guerras.

Da igual la religión, el sexo o la raza, si el denominador común es la opresión,  y da igual la forma de rebelarse si el denominador común es la invisibilidad, los resultados de estas ecuaciones serán sucesivos holocaustos, unos tras otros, mientras que el mundo civilizado alimenta sus dividendos a costa de la industria armamentística y el expolio financiero de las reservas naturales.

La negación del individuo es el mayor éxito de la opresión, la negación de la esencia que nos marca como personas, pero esta negación no es solo un mecanismo en manos de dictadores y sátrapas, también los gobiernos democráticos sustituyen al individuo por el “enjambre”, tal como desafortunadamente un ministro inglés ha denominado a este colectivo de refugiados, y los sustituye para no poner caras al dolor y a la tragedia, para salvar su responsabilidad en el anonimato del enjambre. Tan solo el niño Aylan muerto en la orilla ha puesto cara a la tragedia y ha propiciado la apertura de las fronteras físicas, quedan aun las fronteras psicológicas.

Inmersos en la burbuja del desencanto, los ciudadanos europeos  ante estos movimientos migratorios que escogen caminos y métodos distintos pero con un anhelo común de paz, comida y dignidad, debemos exigir que la política se ponga al servicio de los ciudadanos, porque es la política la que debe dar soluciones al problema en los países de origen de estos refugiados, y para eso los gobiernos deben romper el corsé al que lo tiene sometido el poder financiero. Como expone Josep Ramoneda en una columna publicada en El Pais, Aylan y Europa, “Hay que afrontar la acogida de los refugiados como un asunto de todos, como un momento único para que Europa se salve del naufragio moral y social de los últimos años”

 

SERGIO LÓPEZ

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0