Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

elconfidencial.com

Vista de la urbanización Alhambra del Golf 3 en Marbella, donde se encuentra el ático. (EFE)

Vista de la urbanización Alhambra del Golf 3 en Estepona, donde se encuentra el ático. (EFE)

Caso ático: paralizado porque la Policía no encuentra la dirección de Cerezo

Autor
Fecha

La Policía no encuentra al presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, ni a los comisarios Enrique García Castaño y José Villarejo. El Juzgado número 5 de Estepona (Málaga) quiere citarles como testigos en la causa que investiga la compra del ático de lujo por parte del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, pero no puede hacerlo porque la Policía no les localiza.

Aunque parezca una broma, más de dos meses después de que el Juzgado diera el visto bueno a la petición de la Fiscalía y ordenara a la Policía Judicial que le remitiera la dirección de Cerezo, García Castaño y Villarejo con el fin de citarles a declarar, ésta aún no ha contestado, por lo que la comunicación aún no ha podido ser entregada a sus destinatarios, que por supuesto no se dan por enterados de que la Justicia les busca para prestar testimonio como testigos y ayudar al desarrollo de la causa.

En concreto, el pasado 15 de julio, la titular del Juzgado ordenó averiguar la dirección postal de los tres para remitirles la citación, que había sido solicitada por el fiscal anticorrupción de Málaga, Juan Carlos López Caballero, el anterior 29 de mayo. Desde entonces, por lo tanto, la jueza no ha realizado ninguna diligencia, ya que se encuentra a la espera de que el presidente del Atlético de Madrid y los dos comisarios presten testimonio, extremo que la magistrada considera clave para el avance de las pesquisas.

El Ministerio Público solicitó que declararan las tres personas mencionadas después de que llegara al Juzgado la grabación de una conversación mantenida entre González y los dos funcionarios de Policía en una cafetería madrileña. Tanto el fiscal como la jueza quieren conocer cómo se hizo esa grabación para valorar si es admisible como prueba. Instructora y fiscal recuerdan que, como indica la jurisprudencia en España, si quien apretó el botó de grabar fue uno de los tres interlocutores, la cinta sería válida; si fue una persona ajena al grupo, sin embargo, no sería legítima.

La jueza cita a los tres también con el objetivo de determinar, como dice el Ministerio Público, “el concepto” en el que se hizo la entrevista, ya que había dos funcionarios de la Policía implicados. En concreto, magistrada y fiscal quieren conocer si el encuentro estaba autorizado por la superioridad jerárquica de los comisarios, si se hizo bajo el control de alguna autoridad judicial o si fue acordado por la cuenta y riesgo de los policías al margen de cualquier supervisión oficial.

Además de los tres mencionados, el Juzgado también ha citado a declarar al periodista Esteban Urreiztieta, que fue quien entregó a la autoridad judicial la mencionada grabación. Pretenden la magistrada y el fiscal que éste último explique cómo llegó a él el soporte informático que contiene la grabación que luego dio a la jueza y si éste fue entregado por alguno de los intervinientes en la conversación. Su testimonio también podría aclarar, por lo tanto, un elemento relevante más para decidir si se admite como prueba el contenido de la mencionada entrevista.

Por último, Ministerio Público y jueza han solicitado la asistencia técnica de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga con el fin de que “los funcionarios especializados en la materia” realicen un informe sobre la autenticidad de la grabación y la custodien a buen recaudo.

La conversación entre González y los comisarios García Castaño y Villarejo, que tuvo lugar en la cafetería La Mallorquina (Puerta del Sol) en noviembre de 2011, versó sobre la investigación policial que había en ese momento abierta en relación al ático. En el transcurso de la entrevista, González mostró su intención de que las diligencias no salieran adelante.

Posteriormente, cuando el encuentro saltó a la luz, el expresidente de la Comunidad de Madrid compareció ante los medios para denunciar que lo que realmente había pasado es que fueron los policías los que quisieron chantajearle en aquel encuentro. El Supremo, sin embargo, negó que hubiera indicios sólidos de que el político había sido chantajeado por Villarejo y García Castaño.

Tras la entrevista a tres –y antes de la citada rueda de prensa de González–, Cerezo telefoneó a Villarejo para pedirle que le echara una mano al expresidente. “En esta guerra no tiene porqué haber muertos ni heridos”, le dijo el dirigente del Atlético de Madrid. Ambos quedaron en volver a reunirse en persona con el expresidente madrileño para continuar hablando del asunto.

La acusación particular personada en el caso del ático considera que Enrique Cerezo tiene un papel relevante en los hechos, ya que pudo ser quien presentó a González y a Rudy Valner, el testaferro del expresidente autonómico. La acusación, de hecho, solicitó la imputación del presidente del Atlético de Madrid, que fue rechazada por la juez al menos hasta que ésta reciba las comisiones rogatorias solicitadas.

Tag(s) : #NOTAS DE PRENSA

Compartir este post

Repost 0