Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

eldiario.es

Schulz, optimista de lograr una solución con Grecia para "ganar tiempo"

Martin Schulz, presidente del Parlamento y proTTIP, no tiene garantizado el apoyo de todos los socialistas.

Así se produjo la fractura socialista en la Eurocámara que pudo tumbar el TTIP 

La imposibilidad de sacar adelante el informe por el rechazo de los franceses, belgas y austriacos del S&D habría supuesto un golpe mortal al tratado, reconocen fuentes institucionales

Los socialistas franceses critican al PSOE por su actitud nada crítica con el TTIP: “Los socialistas españoles están atrapados en un punto de vista que no compartimos en absoluto”, dice un diputado francés

La izquierda europea, los ecologistas y elementos euroescépticos desperdigados por los 751 escaños del Parlamento Europeo estuvieron el martes a punto de cosechar una victoria inesperada, gracias a la fuerte división de los socialistas europeos del grupo S&D (Socialistas y Demócratas) en torno al TTIP. El cisma pudo perfectamente tumbar el informe sobre el polémico tratado de libre comercio con EEUU, que iba a ser presentado por el socialdemócrata alemán Bernd Lange, a la sazón presidente de la comisión parlamentaria de Comercio Internacional (Inta).

Por eso el voto se ha pospuesto y el informe ha sido reenviado a la Inta para que los socialistas negocien un poco más con la otra gran familia, el Partido Popular Europeo (PPE).

La fractura en el S&D empezó el 28 de mayo en la Inta tras un giro de última hora que les llevó a pactar con populares, conservadores y liberales un texto ambiguo que no excluía el controvertido sistema de arbitraje de conflictos entre inversores y estados (ISDS).

Socialistas divididos en tres bloques

A lo largo de la semana pasada se reanudaron los contactos, pero el PPE ya no estaba dispuesto a cambiar nada. Y además los socialistas se dividieron en tres bloques: los que están a favor del informe Lange tal cual está; los que quieren enmendar el informe con un rechazo explícito de los ISDS privados, entre los que se encuentran los eurodiputados del PSOE; y los que rechazan totalmente los ISDS e incluso el TTIP. “Los socialistas están divididos y no se aclaran, y ahora quieren que revisemos los compromisos adoptados. Esto no es serio”, dicen los populares europeos.

La guinda la puso el congreso del Partido Socialista Francés el pasado fin de semana en Poitiers. El primer secretario general del partido, Jean Christophe Cambadélis, proclamó que “en estos momentos” el PSF se posiciona “en contra del TTIP”. Así, los socialistas belgas y austriacos tampoco quieren el tratado.

Ante la fractura en su propio partido, Schulz, que apuesta sin titubeos por el TTIP, se reunió el martes por la tarde en Estrasburgo con su compatriota Bernd Lange y entre ambos convinieron que lo mejor era posponer el voto.

La izquierda del GUE (en la que están Podemos e IU) y los Verdes han criticado la suspensión del voto, calificándola de “secuestro de la democracia” y de “final de la gran coalición entre populares y socialistas”, un rodillo que marcó la pasada legislatura (2009-2014). Pero ahí no ha concluido el cisma de S&D.

Este miércoles por la mañana estaba previsto el debate en torno al TTIP en Estrasburgo, con independencia de que ya no iba a celebrarse la votación del informe Lange. La consigna del presidente del S&D, el italiano Gianni Pittella, era abstenerse. Pero una mayoría de socialistas votó a favor del debate, que sin embargo fue rechazado por el PPE y otras fuerzas. El PSOE, en minoría, siguió las directrices del grupo.

Este medio ha intentado el miércoles contactar con varios responsables del PSOE para recabar su versión, sin conseguirlo. “No vamos a posicionarnos con grupos radicales que están en contra del TTIP solo porque enfrente está un socio como Estados Unidos”, objeta un miembro de los socialistas españoles. “Ferraz nos ha pedido responsabilidad con el tratado pero dejando muy claras las líneas rojas como los ISDS tutelados por jueces independientes. Para nosotros, el TTIP es una urgencia ante el avance de China y de otros países”.

“Los socialistas españoles e italianos están atrapados en un bucle que no compartimos en absoluto”, rebate un socialista francés desde el anonimato. “Nosotros hemos dicho que estamos en estos momentos en contra del TTIP, y si no se eliminan los ISDS del informe votaremos en contra, ya sean públicos o privados. Estamos dispuestos si hiciera falta a tumbar el TTIP”, zanja.

Tag(s) : #NOTAS DE PRENSA

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: