Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

                                                           

                                                    Estepona 27 de Abril de 2015

 

DANZAD, DANZAD MALDITOS

 

Danzad, danzad malditos. Me vais a permitir un corta y pega de la sinopsis de esta película dirigida por Sidney Pollack  y basada en la novela de Horace McCoy.

“Estados Unidos, en plena época de la Gran Depresión. En medio de un ambiente de terrible miseria, gentes desesperadas, de toda edad y condición, se apuntan a una maratón de baile con la esperanza de ganar el premio final de 1500 dólares de plata y encontrar, al menos, un sitio donde dormir y comer. Mientras los concursantes fuerzan los límites de su resistencia física y psíquica, una multitud morbosa se divierte contemplando su sufrimiento durante días.” (FILMAFFINITY)

En estos tiempos, que si bien no son los de la gran depresión, pero casi, el poder judicial viene siendo protagonista en las portadas de la prensa de nuestro país y de la mano, como si de una pareja de baile se tratase, del poder político. Ya sean miembros del ejecutivo como del legislativo; miembros de gobiernos autonómicos, central o locales. Da igual que se esté en la oposición o en el gobierno. Da igual que se haya ejercido la responsabilidad institucional o que se este en “activo”. Da igual el color político, ya sean del PP o del PSOE. Todos apuntados a ese baile con la esperanza, no ya de los 1500 dólares de plata, sino  con la esperanza de que esa "alianza" con el sistema judicial les proporcione los réditos políticos que la mediocridad de muchos les impide obtener por la vía del dialogo y la coherencia, y porque muchos de estos carecen del sentido de estado o la idea de ciudad. Se han roto barreras, llegándose al limite de la judicialización de la  vida política y de la politización del poder judicial.

Normalmente en este baile desesperado por encontrar alianzas fuera del ámbito de la política, surgen los que interpretan las partituras tratando que el  baile sea lo mas armónico posible. Son los técnicos. Suelen ser habilitados nacionales o funcionarios, que son los que, en teoría, pueden dar fe o certificar todo documento que se eleve al político de turno para la toma de decisión sobre una materia determinada. Asi, en líneas generales, seria casi mas exhaustivo entrar en el análisis de la función de estos técnicos que en la de los políticos.

Pues bien, también en este campo de la función publica, el poder político busca "alianzas" intentando que en esa interpretación del libreto no se afinen demasiado determinados instrumentos, dependiendo del interes se intenta que suenen mas los viento que la percusión o la cuerda. Y se utilizan los informes de estos técnicos como armas arrojadizas contra el adversario de turno, poniéndolos de pantalla para iniciar asi su cruzada judicial.

Asi podemos leer en el Pais del 27 de Abril la siguiente noticia: El alcalde de Valladolid culpa a una edil para evitar su condena. De la Riva, candidato del PP, traslada la responsabilidad a la concejal de Urbanismo y a los técnicos durante su juicio por desobediencia.

La semana pasada la Opinión de Málaga publicaba:   El candidato del PSOE en Estepona declarará como imputado por denuncia falsa. El ex alcalde socialista David Valadez declarará el próximo viernes ante el juez por una querella interpuesta por un empleado municipal «Yo como alcalde tenía la obligación de informar sobre las irregularidades que me eran trasladadas por una habilitada nacional de carrera con la única finalidad de que fuesen investigadas» El socialista afirma que el empleado municipal que ha interpuesto la querella es «pareja de una edil del PP esteponero»

Independientemente a quien le asista la razón se están convirtiendo las sedes judiciales en unos anexos de los Ayuntamientos, donde cada vez es mas frecuente ver a políticos acudir en un permanente trasiego de ida y vuelta…Y tu mas.

Se ha pasado, del dialogo para razonar entre diferentes y llegar a conclusiones para posteriormente aplicar medidas que corrijan las desigualdades, a dispersar la responsabilidad de tal manera que se pretende manipular los organismos de control que la democracia pone al servicio de los demócratas. Es una de las perversiones del sistema democrático.

Y en esa diferencia entre sistema y democracia, entre justicia y sistema judicial, en esa franja amplísima de interpretaciones y ámbitos competenciales, se abren fisuras por las que se cuelan los mediocres con ínfulas de paladines justicieros. Son los que propician el morbo de la multitud, mas pendiente de los juicios y procesos judiciales que del cumplimiento del programa electoral con el que un dia estos políticos se presentaron ante ellos, y por lo tanto absortos mas en el espectáculo que en el desarrollo de su país o ciudad. Y parece ser que por ahora la democracia carece de herramientas para evitar esta aberración .

En esa especie de Corte de los Milagros en que se esta convirtiendo el sistema político, se pone en riesgo el proceso de cambio en el que aun esta inmerso este país, porque es impensable que un país o una ciudad puedan prosperar cuando lo que concierne a la "Res Publica" tiene que ser resuelto, cada vez con mas frecuencia, en sedes judiciales.

 

 

SERGIO LÓPEZ

 

 

Tag(s) : #ARTICULOS DE OPINION

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: